Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes pide a Comey sus escritos de las reuniones con Trump

La Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha solicitado este viernes al ex director del FBI James Comey que entregue las notas que tomó de sus reuniones con el presidente, Donald Trump, sobre las investigaciones relativas a la injerencia rusa en las elecciones del pasado 8 de noviembre.
Los líderes de esta Comisión, el republicano Mike Conaway y el demócrata Adam Schiff, también se han dirigido al consejero presidencial Don McGhan para que confirme si hay registros de los encuentros entre Trump y Comey y, de ser así, que los aporte.
Por su parte, la Comisión de Inteligencia del Senado ha pedido al amigo de Comey que filtró la información a la prensa que proporcione al grupo parlamentario cualquier documentación que el ex director del FBI compartiera con él sobre las citas con Trump.
Comey compareció el jueves ante la Comisión de Inteligencia del Senado para determinar si Trump incurrió en un delito de obstrucción a la justicia por sus presiones sobre el FBI, pero rehusó pronunciarse al considerar que es una conclusión que corresponde únicamente a la Fiscalía.
No obstante, Comey reveló que Trump le pidió que frenara las investigaciones contra Michael Flynn, asesor de Seguridad Nacional que tuvo que dimitir por sus contactos con oficiales rusos, y le preguntó directamente si él era uno de los objetivos de estas pesquisas.
Comey fue cesado de forma fulminante porque, según explicó Trump después, "no estaba haciendo un buen trabajo". El ex director del FBI ha advertido de que la Casa Blanca intenta "difamarle" para ocultar la presión que ejerció sobre él para que desviara la atención de la supuesta influencia rusa en la política estadounidense.