Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La delegación colombiana llega a La Habana para reiniciar el diálogo con las FARC

Constituída la mesa de diálogo entre el gobierno colombiano y las FARCReuters

La delegación del Gobierno colombiano ha llegado este domingo a La Habana para iniciar la segunda fase del diálogo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según ha informado la prensa local.

Antes de partir hacia la capital cubana, el jefe negociador del Gobierno, Humberto La Calle, ha reiterado la voluntad del Ejecutivo de "avanzar hacia acuerdos prácticos, posibles, con resultados, no frustraciones".
Además, ha expresado el deseo del Gobierno de que la guerrilla "también le diga a Colombia si está dispuesta a llegar a acuerdos concretos y realistas para hacer política legal, sin armas", según informa Caracol Radio.
Asimismo, La Calle ha insistido en que durante las negociaciones de paz no se suspenderán las operaciones de seguridad contra las FARC, ya que el alto el fuego bilateral de procesos anteriores solamente sirvió para fortalecer militarmente a las FARC.
La Calle también ha subrayado que las conversaciones de paz se centrarán en la agenda de seis puntos pactada en los contactos preliminares de Oslo, que contempla el fin del conflicto armado, la compensación a las víctimas, el ejercicio de la oposición política, la lucha contra el narcotráfico y el desarrollo agrario.
El jefe negociador del Gobierno también ha adelantado que en esta segunda fase se darán a conocer los canales de participación de la sociedad civil en el diálogo de paz.
"Vamos a volcar los recursos del Estado para que cualquier colombiano pueda hacer sus propuestas", ha aseverado.
Interrogado sobre cómo se comunicarán los resultados de las deliberaciones, La Calle ha apuntado que solamente se difundirán por los canales acordados entre las partes. "La discreción no es un capricho, sin ella los diálogos se convierten en simple retórica", ha explicado, advirtiendo de que el Gobierno "no alimentará discusiones estériles o protagonismos innecesarios en los medios de comunicación".
La segunda fase de negociaciones, que empezará este lunes, según el calendario previsto, durará diez días, después de los cuales los representantes del Gobierno y de las FARC comparecerán ante la prensa para anunciar la fecha de la tercera ronda.