Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno colombiano y las FARC reanudan las conversaciones de paz

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia en un acto con cafeteros.EFE

Las delegaciones del Gobierno y las FARC se han reunido entre el martes y el miércoles en el complejo 'El Laguito', un escenario distinto al habitual, el Palacio de Convenciones de La Habana, para acordar los términos de la reanudación del diálogo de paz. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha celebrado estos encuentros así como la reanudación de las conversaciones entre las partes.

"Yo celebro que en La Habana se hayan puesto de acuerdo para reanudar las conversaciones a partir del 10 de diciembre", ha dicho al término de una reunión con el gobernador general de Canadá, David Johnston, de acuerdo con la Casa de Nariño.
Santos ha destacado el inicio de "las discusiones sobre cómo desescalar el conflicto, sobre qué tipo de gestos se pueden hacer", al considerar que "es un paso importante en la creación de confianza y de un mejor ambiente para poder avanzar más rápido".
El jefe de Estado ha revelado que, precisamente, "ese es otro de nuestros propósitos para finiquitar totalmente este conflicto armado y así ahorrarnos vidas, ahorrarnos sufrimiento y tener, por fin, después de 50 años, una paz en nuestro país".
Por su parte, el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, ha señalado al próximo año como el del fin de la lucha interna. "En 2015, si las FARC tienen la decisión política, vamos a firmar un acuerdo", ha sostenido, según el diario colombiano 'El Espectador'.
Cristo ha considerado que "en buena hora se da esta reanudación" del diálogo de paz. "Esperamos que haya resultados pronto y, sin duda, que el proceso toma un segundo aire y hay posibilidades reales de avanzar en los dos puntos que faltan", ha insistido.
"Crisis superada"
El Gobierno y las FARC han acordado este miércoles reanudar el diálogo de paz, dando por "superada" la "crisis" que se abrió con el secuestro del Rubén Darío Alzate, hombre de confianza de Santos en las Fuerzas Armadas.
Las partes han detallado que "el próximo ciclo de conversaciones tendrá lugar entre el 10 y el 17 de diciembre con el propósito de avanzar en el tema de desescalamiento del conflicto con el fin de llegar a un acuerdo lo más pronto posible en esta materia".
Ambas delegaciones han explicado que no será hasta "la segunda mitad de enero de 2015, en una fecha por definir", cuando "se reanudará el trabajo de la mesa de negociaciones", que tiene pendiente cerrar el acuerdo sobre reconocimiento y reparación a las víctimas.
Por otro lado, Gobierno y FARC han anunciado que han acordado "establecer un mecanismo permanente, a través de los países garantes, para facilitar la solución de eventuales crisis que se puedan presentar en el futuro".
Suspensión del diálogo de paz
Las delegaciones del Gobierno y las FARC se han reunido entre el martes y el miércoles en el complejo 'El Laguito', un escenario distinto al habitual, el Palacio de Convenciones de La Habana, para acordar los términos de la reanudación del diálogo de paz.
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció el pasado 17 de noviembre la suspensión del diálogo de paz, un día después de que el general Rubén Darío Alzate fuera secuestrado, junto al cabo primero Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, en el corregimiento de Las Mercedes, en Chocó.
El 30 de noviembre, las FARC entregaron al general y a sus dos acompañantes a una misión humanitaria integrada por representantes del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) y de los países garantes, Cuba y Noruega.
Alzate ha dimitido este martes tras admitir que obvió los protocolos de seguridad de las Fuerzas Armadas al acudir a Las Mercedes sin escolta y sin avisar a las autoridades regionales para reunirse con líderes locales para abordar un proyecto de desarrollo.
El secuestro de Alzate está lleno de sombras. A pesar de que Santos ha confiado en la versión del general, algunas voces apuntan a que estaba en Las Mercedes para recoger a un grupo de guerrilleros desmovilizados.