Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colombia y México acusan a Maduro de "distraer la atención" con sus acusaciones

Los gobiernos de Colombia y México han acusado este miércoles al presidente venezolano, Nicolás Maduro, de intentar "distraer la atención" sobre la "grave situación" que se vive en Venezuela con sus "infundadas acusaciones" de que ambos países colaboran con Estados Unidos contra el Gobierno venezolano.
El canciller venezolano, Samuel Moncana, sugirió esta semana en su Twitter "una relación entre la CIA, la Embajada de Estados Unidos, México, Colombia y la Organización de Estados Americanos (OEA) y los terroristas en las calles de Caracas". "¡La evidencia de la agresión! Vea cómo el director de la CIA anuncia que coordina con Colombia y México destruir la democracia en Venezuela", dijo en uno de los mensajes.
Moncada se refirió a unas declaraciones realizadas por Mike Pompeo la semana pasada en la que reconoce que abordó la situación en Venezuela durante su gira por la región y declaró que "Estados Unidos tiene un profundo interés en garantizar que el país es tan democrático y estable como sea posible", de acuerdo con la prensa venezolana.
El propio presidente venezolano, Nicolás Maduro, pidió explicaciones a su homólogo estadounidense, Donald Trump, por las palabras de Pompeo y avanzó que adoptaría medidas "políticas y diplomáticas" respecto a Colombia y México.
En su comunicado conjunto, Colombia y México han recogido las palabras textuales pronunciadas por Pompeo y han sostenido que de las mismas "no se desprende que haya ninguna colaboración y menos aún que se busque perjudicar a ningún país".
Por ello, los gobiernos de Juan Manuel Santos y Enrique Peña Nieto han hecho un llamamiento "enérgico" al Gobierno de Venezuela "para que se conduzca con verdad, deje de difundir información falsa y dirija sus esfuerzos a la búsqueda de una solución a la profunda crisis democrática que enfrenta".
En opinión de Colombia y México, "no es momento de distracciones sino de buscar soluciones". En este sentido, "con pleno respeto de la soberanía de Venezuela", han reiterado su voluntad de "contribuir en todo lo que ayude al pueblo venezolano a restablecer el orden democrático y hacer frente a la crisis política, económica y social que prevalece en ese país".