Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Denuncian que las FARC usan menores de edad para perpetrar atentados

Un vídeo muestra a una joven de 17 años de edad con el cuerpo pintado de verde que, según las autoridades, murió tras activar un explosivo de las FARC.cuatro.com

Los guerrilleros someten a los menores a entrenamientos durante meses con estos fines, según las autoridades

Las autoridades colombianas han denunciado este domingo que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) usan menores de edad para llevar a cabo atentados contra la Fuerza Pública --policías y militares-- sin levantar sospechas.
Las autoridades del departamento Norte de Santander (noreste) han difundido un vídeo en el que se ve a una joven semidesnuda y con el cuerpo pintado de verde que, al parecer, resultó herida en un enfrentamiento entre la guerrilla y el Ejército en el municipio de Catatumbo.
Además, han mostrado otra grabación en la que se ve a un joven de 17 años de edad con el cuerpo pintado de verde que, según han explicado las autoridades, murió tras activar un explosivo de las FARC.
El comandante de la Policía de Norte de Santander, el coronel Eliécer Camacho, ha explicado a Caracol Radio que las FARC someten a los menores de edad a "entrenamientos inhumanos" durante ocho meses para que puedan atentar contra la Fuerza Pública.
Entre las prácticas que enseña la guerrilla, ha mencionado que las FARC obliga a los jóvenes a desarrollar un callo del pie para que no usen zapatos para caminar por la selva y sean más silenciosos y que les pinta de verde para camuflarse entre la vegetación.
En este contexto, las autoridades de Norte de Santander han anunciado que denunciarán la utilización de menores de edad por parte de las FARC ante organismos internacionales, aunque no han especificado cuáles.
Según cifras del Programa de Atención Humanitaria al Desmovilizado, dependiente del Gobierno, entre 2002 y 2011 se desmovilizaron un total de 2.962 menores de edad pertenecientes a los grupos armados que operan en el país.
Sin embargo, el policía Carlos José Duarte, que fue liberado el pasado mes de abril tras pasar trece años secuestrado por las FARC, ha aseverado que durante su cautiverio nunca vio a niños guerrilleros, indicando que los más pequeños tienen 17 años y que la mayoría supera los 20.