Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 11 soldados y un policía por una embocada del ELN en Colombia

Un policía muerto en un ataque de las FARC en NariñoInformativos Telecinco/Agencias

Al menos 11 soldados y un policía han muerto en una emboscada del Ejército de Liberación Nacional (ELN) contra una delegación electoral en el resguardo indígena de Uwa, en el departamento de Boyacá, noreste de Colombia, según informa la prensa local. El presidente, Juan Manuel Santos, ha ordenado intensificar los operativos contra el ELN.

"Es un hecho que demuestra el que el ELN no ha entendido que es un tiempo de paz y no de guerra (...) Si el ELN cree que con estos actos va a ganar espacio político o fortalecerse en una eventual negociación, está totalmente equivocado", ha señalado el jefe de Estado.
El mandatario colombiano ha agregado que lo que consigue la guerrilla es "exactamente lo contrario". "He ordenado al Ministro de Defensa y a las Fuerzas Armadas que redoblen los esfuerzos e intensifiquen la estrategia militar contra esta organización", ha apostillado Santos, en unas declaraciones que publica el diario 'El Espectador'.
Al parecer, los guerrilleros activaron varios artefactos explosivos al paso de un grupo de soldados y policías que estaba trasladando a la cabecera municipal de Güicán los votos emitidos en el resguardo indígena en las elecciones locales del domingo.
El ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, ha confirmado que hay 12 víctimas mortales --once militares y un policía--. Asimismo, ha indicado que "dos soldados profesionales y un patrullero de la Policía se encuentran desaparecidos" tras el suceso.
Santos ha aprovechado la ocasión para enviar un mensaje de apoyo a las familias de los fallecidos y ha asegurado que su muerte "no será en vano". "La muerte de nuestros miembros de las Fuerzas Armadas deberá inspirarnos a seguir buscando la paz con quienes han depuesto su ánimo violento y a perseverar en la lucha contra quienes insisten en el camino de la violencia", ha sentenciado.