Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cierran los colegios en Costa de Marfil tras unas legislativas sin incidentes

Los colegios electorales de Costa de Marfil han cerrado a última hora de este domingo tras unos comicios legislativos que han transcurrido sin incidentes y cuyos resultados podrían ser anunciados antes del viernes.
Según las informaciones de la emisora Radio France Internationale, la participación ha sido baja en la capital, Abiyán, si bien otras capitales provinciales han registrado participaciones "importantes".
Fuentes electorales han indicado que la participación en Abiyán podría ser del 15 por ciento, si bien por el momento no hay datos oficiales al respecto.
El opositor Frente Popular Marfileño (FPM) que lidera Pascal Affi N'Guessan afrontaba las elecciones como un regreso a la primera línea política tras cinco años de ostracismo que comenzaron con la guerra civil que culminó con la expulsión del poder de su fundador y entonces presidente del país, Laurent Gbagbo.
N'Guessan, como la mayoría de los líderes del FMP, fue encarcelado tras la guerra civil. El político abandonó su celda en 2013 pero muchos de sus compañeros siguen entre rejas.
Ante sí tiene la difícil misión de derrotar en los comicios al actual dirigente del país, Alassane Ouatara, que no solo ostenta un dominio casi absoluto del Parlamento, sino que además ha convertido a Costa de Marfil en un ejemplo de resurrección económica.
Las opciones del FPM pasan por aprovechar cierta disensión interna en las filas del partido de Ouattara, pero para ello el grupo opositor deberá superar sus propias divisiones si quiere arrebatar la mayoría de los 255 escaños de la cámara al bloque de coalición que lidera la formación del presidente, el Congreso de los Republicanos.
La coalición que lidera Ouattara no ha presentado una lista única para estos comicios después de que dos socios menores decidieran abandonar el bloque parlamentario por quejas sobre la división de los distritos electorales.
Este es el talón de Aquiles que podría aprovechar el FPM, siempre y cuando este logre convencer a sus votantes tradicionales, que todavía consideran a Gbagbo el verdadero líder del partido.