Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientos de miles palestinos acuden a votar en unas elecciones locales enturbiadas por la división política

Unos 800.000 palestinos están llamados a votar este sábado en las primeras elecciones locales desde 2012, circunscritas únicamente a Cisjordania y sacudidas por los mensajes críticos de los movimientos ausentes, entre ellos Hamás, que controla la Franja de Gaza.
Los colegios han abierto a las 7.00 (hora local) y, durante doce horas, los ciudadanos deben elegir la composición de 145 órganos locales. En total, 4.411 candidatos compiten por 1.561 puestos en juego, si bien para 181 instituciones sólo se ha presentado una única lista.
Los miembros de las fuerzas de seguridad pudieron ejercer su derecho al voto el viernes para concentrarse este sábado en labores de protección y vigilancia, según la agencia de noticias palestina Maan. La tasa de participación entre los uniformados superó el 80 por ciento.
Los comicios supondrán una prueba para la popularidad del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas. El 'número dos' de Al Fatá, Mahmud al Aloul, ha destacado que "ésta es la vida democrática prometida a la población" y ha lamentado que Hamás "impida" que los gazacíes también ejerzan su derecho.
Hamás, sin embargo, ha culpado a la Autoridad Palestina de actuar "sin un consenso nacional". "Celebrar (las elecciones) sólo en Cisjordania, sin Gaza, aumentará la dimisión", ha advertido un portavoz del partido-milicia, Fawzi Barhoum.
Hamás, de hecho, ha puesto en cuestión la validez de unos comicios que rechazó poco después de que fuesen convocados, el pasado mes de enero, al considerar que no tiene sentido sacar las urnas si los dos principales movimientos palestinos no han sellado antes una reconciliación que se resiste desde hace años.
Las últimas elecciones legislativas datan del año 2006 y, en ellas, Hamás logró una inesperada victoria. La votación allanó el camino para la ruptura con Al Fatá y ambas partes se enfrentaron en una breve guerra en el año 2007, fecha desde la cual es Hamás quien controla la Franja de Gaza.