Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientos de familias sirias huyen hacia Líbano

Al menos 15 muertos tras la explosión de un coche bomba en DamascoInformativos Telecinco

Cientos de familias sirias han huido este miércoles hacia Líbano a causa de los enfrentamientos registrados en los últimos días entre los grupos opositores rebeldes y las fuerzas de seguridad, que están contando con el apoyo del partido-milicia chií libanés Hezbolá, en los alrededores de la localidad de Qusair.

El vicealcalde de la localidad libanesa de Arsal, Ahmad al Fliti, ha indicado que alrededor de 200 familias se han asentado en la ciudad, y que muchas más se han repartido por la región noreste del país, según ha informado el diario libanés 'The Daily Star'.
Asimismo, ha apuntado que los refugiados han llegado a través de las montañas Kalamun, ubicadas en el oeste de Siria, al tiempo que ha destacado que es la única vía disponible cerca de la ciudad siria de Qusair.
El martes, 18 miembros de Hezbolá fallecieron en Qusair en enfrentamientos contra el Ejército Libre Sirio (ELS), que aglutina a gran parte de los grupos opositores armados que combaten contra las fuerzas de seguridad del país árabe, según informaron activistas de la Comisión General de la Revolución Siria.
La localidad ha sido uno de los focos de enfrentamientos entre los rebeldes y las fuerzas regulares del presidente sirio, Bashar al Assad, en las últimas semanas, debido a su importancia estratégica en el marco del conflicto.
Hezbolá ha mantenido durante el conflicto en Siria su apoyo al presidente y ha abogado públicamente por la resolución política del conflicto y por la introducción de reformas democráticas en el país.
El lunes, el vicepresidente del consejo ejecutivo del partido-milicia, Nabil Kauq, manifestó que la intervención de la formación en el conflicto sirio "es un deber nacional y moral para la defensa de los libaneses que residen en las localidades fronterizas".
Ese mismo día, dos clérigos suníes libaneses hicieron un llamamiento a la 'yihad' en Siria para combatir contra el Gobierno sirio y Hebzolá, si bien este miércoles el ELS ha rechazado dicho posicionamiento y se ha pronunciado en contra de toda injerencia extranjera.
CRÍTICAS DE LA CNFORS Y EL ELS
También el lunes, el nuevo líder de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS), George Sabra, reiteró la demanda de la formación al Gobierno libanés para que asegure la frontera y haga frente a las incursiones de miembros de Hezbolá.
El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Londres y una importante red de informantes en Siria, ha indicado en varias ocasiones en las últimas fechas que los soldados sirios están recibiendo ayuda de Hezbolá, una denuncia que ha sido formulada en reiteradas ocasiones por el ELS.
La semana pasada, el ELS acusó a Hezbolá de desplegar miles de combatientes en Damasco y en la frontera entre ambos países. El portavoz del Estado Mayor Conjunto del ELS, Abdul Hamid Zakaria, apuntó que más de 2.000 integrantes de la formación combaten junto a las fuerzas de seguridad en Damasco y que alrededor de 3.500 se encuentran en la frontera.
En respuesta, el presidente libanés pidió a todas las facciones políticas del país que mantengan su compromiso con la Declaración de Baabda, en la que se acordó que el país mantendría una política de disociación en los conflictos regionales, al tiempo que solicitó a Naciones Unidas y a la Liga Árabe que protejan Líbano de las repercusiones de la crisis.