Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

China deporta a un canadiense imputado por espionaje y robo de secretos de Estado

El Gobierno de China ha deportado este jueves al ciudadano canadiense Kevin Garratt, detenido en 2014 e imputado por espionaje y robo de secretos de Estado, según ha informado su familia.
En su comunicado, la familia Garratt ha detallado que un tribunal falló sobre su deportación el martes, asegurando que ya está en Canadá y que se encuentra bien.
Asimismo, ha dado las gracias "a todos los que han trabajado para lograr la liberación de Kevin" y ha publicado varias fotografías de Garratt en su vuelo de vuelta al país, según ha recogido la cadena de televisión canadiense CBC.
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha expresado su satisfacción con la liberación de Garratt, dando las gracias a los funcionarios consulares "que trabajan cada día detrás de los focos para ayudar a los canadienses en el extranjero".
La liberación de Garratt ha tenido lugar apenas una semana después de Trudeau regresara de una visita oficial a China.
Durante la misma, su homólogo chino, Li Keqiang, garantizó que Garratt sería tratado de forma humana y que el caso sería manejado según la legislación del país. Asimismo, se anunció que Li visitará Canadá la semana que viene.