Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro de las niñas de Chibok explican, Kalashnikov en mano, por qué rechazan volver con sus familias

Cuatro de las niñas de Chibok explican, Kalashnikov en mano, por qué rechazan volver con sus familiasYoutube

El grupo yihadista Boko Haram ha publicado un vídeo en el que cuatro de las más de 200 niñas secuestradas en 2014 en la localidad nigeriana de Chibok aparecen armadas con un fusil Kalashinikov explicando por qué rechazan regresar con sus familias y mostrando su fidelidad a Boko Haram.

En la grabación, las niñas aparecen ataviadas con niqab y responden a las preguntas que les hace un hombre que no aparece en las imágenes. Así, dan sus nombres completos y la clase a la que pertenecían en el Instituto Femenino de Chibok, de donde fueron secuestradas por milicianos de Boko Haram.
Además, las chicas explican por qué se negaron a unirse a un grupo de 82 niñas que fueron liberadas el pasado 6 de mayo a cambio de la excarcelación de varios miembros de la organización yihadista. "No quiero volver porque (mis padres) viven en la ciudad de los infieles. Queremos que vengan y sigan esta religión para que podamos descansar en el paraíso", apunta una niña que se identifica como Maida Yakubu.
Al resto de nigerianos, Yakubu les insta a unirse a la religión musulmana, ya que "la religión de Alá avanzará lo queráis o no". "Si no estáis de acuerdo, moriréis en vuestra miseria", ha amenazado, al tiempo que ha negado que hayan sido obligadas a casarse: "Entre nosotras hay quienes acceden y aceptan casarse".
El vídeo ha sido publicado por el portal SaharaReporters, que cita al periodista nigeriano Ahmad Salkida como origen de la copia. La madre de Yakubu ha confirmado que se trata de su hija, según informa la campaña Bring Back Our Girls.