Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los familiares de las víctimas de Charleston realizan una marcha

Los familiares de las víctimas de Charleston se encuentran en una marchaInformativos Telecinco/ Agencias

Los familiares de las nueve víctimas de Charleston han llegado a la ciudad desde varios puntos de Estados Unidos para mostrar sus respetos a los nueve feligreses de raza negra asesinados en una iglesia esta semana, ante los servicios previstos antes de una concentración que tendrá lugar en la capital de Carolina del Sur.

La multitud ha empezado a concentrarse en la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel (AME), lugar en el que se produjeron los asesinatos el pasado miércoles. En el espacio reservado para homenajear a los fallecidos situado en frente de esta iglesia, la congregación afroamericana más antigua de la zona, luce un amplio recorrido de flores.
Dylann Roof, de 21 años, permaneció durante una hora rezando con feligreses en la iglesia metodista antes de abrir fuego contra ellos, tal y como han informado las autoridades. Roof fue puesto en prisión preventiva por el Magistrado Jefe, James Gosnell, en una audiencia realizada el viernes.
Pancartas y carteles han ofrecido palabras de consuelo y oraciones, pero también frustración por otro acto de violencia. Una camiseta negra cuelga en la entrada de la iglesia con un letrero blanco en el que se puede leer: "¿Nos crees ahora? Puede venir el cambio".
Monte Talmadge, un veterano de la Marina estadounidense de 63 años, ha conducido casi 480 kilómetros durante la noche desde Raleigh, Carolina del Norte y se ha asentado en un camping en la calle donde se ubica la iglesia.
"Había un sentimiento arrollador que me hizo conducir hasta aquí", ha afirmado. "Una iglesia es un lugar para venerar, no un lugar para matar. Nuestra sociedad ha llegado a un lugar de total desprecio", ha añadido.
La matanza de Charleston es la más reciente de una serie de cruentos tiroteos en masa perpetrados en Estados Unidos. La violencia ha reavivado un debate nacional entre abogar por controles de posesión de armas más rigurosos y los defensores de un acceso a armas de fuego sin trabas, algo que reivindican por estar constitucionalmente protegido bajo la Segunda Enmienda.
Los habitantes de Charleston esperan concentrarse en el puente Ravanel, una de las carreteras principales de la ciudad. Los organizadores locales esperan que unas 3.000 personas se concentren en este puente.
También está prevista una marcha que comenzará en la plaza Wragg y acabará a pocas manzanas de la iglesia metodista. Los participantes han animado a llevar flores para la iglesia, de acuerdo con el eslogan principal "Marcha por las vidas negras".