Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal declara a Charles Taylor culpable de crímenes de guerra en Sierra Leona

Taylor, de 64 años, había sido acusado de 11 cargos de homicidio, violación, reclutamiento de niños soldados y esclavitud sexual durante la guerra civil de Sierra Leon.a,Reuters

Culpable por "complicidad en crímenes de guerra" y por haber ayudado materialmente al Frente Revolucionario Unido

El Tribunal Especial para Sierra Leona ha declarado a Charles Taylor culpable de "complicidad en crímenes de guerra" por haber ayudado materialmente al Frente Revolucionario Unido (RUF), en el periodo en que era presidente de Liberia, pese a conocer los crímenes que estaba cometiendo este grupo armado sierraleonés contra la población civil.
Durante la lectura de la sentencia, el juez Richard Lussick afirmó que la cámara ha estimado, más allá de toda duda razonable, que el procesado es "responsable criminal por complicidad" con el RUF, al que suministró ayudas, materiales y morales, que tuvieron un "importante impacto" en los crímenes durante sus operaciones militares en Sierra Leona.
   A juicio del Tribunal, las relaciones entre Taylor y el RUF eran "mucho más estrechas" de lo que ha admitido el propio procesado. No obstante, advirtió el juez, no hay pruebas, "más allá de toda duda razonable", de que el expresidente liberiano perteneciera a la cadena de mando de los rebeldes sierraleoneses ni de que influyera en sus decisiones.
   La acusación tampoco ha podido demostrar que Taylor formara parte de una empresa criminal conjunta ni que el expresidente liberiano fuera responsable individualmente de algunos de los crímenes cometidos en Sierra Leona, explicó el juez.
Aunque el procesado ejercía una importante influencia sobre el RUF, no tenía un "control efectivo" sobre sus comandos, añadió.
   Charles Taylor se ha convertido, así, en el primer jefe de Estado africano convicto por un tribunal internacional.
Taylor, de 64 años, había sido acusado de once cargos de homicidio, violación, reclutamiento de niños soldados y esclavitud sexual durante la guerra civil de Sierra Leona, en la cual murieron más de 50.000 personas.