Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cazeneuve da un tibio apoyo a Hamon para hacer frente común de cara a las elecciones

El primer ministro de Francia, Bernard Cazeneuve, ha dado su apoyo este lunes al candidato socialista para las elecciones presidenciales de abril, Benoît Hamon, en aras de una supuesta unidad de la izquierda que no termina de estar clara.
Hamon se impuso al ex primer ministro Manuel Valls en unas primarias en las que se contrapusieron dos ideas de futuro para el Partido Socialista. Valls, heredero político del presidente François Hollande, representaba un proyecto más centrista que Hamon, defensor de medidas como la renta universal.
Hamon se ha citado este lunes con Cazeneuve, en una reunión sin grandes simbolismos pero de la que el exministro de Educación ha salido "satisfecho". "Las bases del reagrupamiento se han fijado de manera extremadamente clara", ha dicho a su salida, en alusión a la patente división de la izquierda gala.
"Mi candidatura puede ganar las elecciones presidenciales, eso es lo que nos preocupa", ha explicado Hamon, que sin embargo ha vuelto a poner de manifiesto su oposición a la reforma laboral que aprobó precisamente el actual Gobierno.
Cazeneuve, por su parte, ha subrayado que "la izquierda no podrá imponerse si no está orgullosa de sí misma" y sin "asumir el balance" de los cinco años de Hollande. La frialdad del discurso también ha venido respaldada por la falta de gestos: no ha habido ni comparecencia conjunta ni apretón de manos ante las cámaras.
La victoria de Hamon ha agitado los cimientos del Partido Socialista e incluso antes de las primarias varios diputados habían expresado su incomodidad hacia un candidato que consideran demasiado girado a la izquierda. Los medios especulan con un posible trasvase de apoyos hacia el exministro Emmanuel Macron, que se presenta como independiente.
De hecho, varios miembros del equipo de Valls habrían sido tentados ya por Macron, según France Info. El ex primer ministro tampoco tiene previsto asistir el próximo domingo al acto de proclamación oficial de Hamon como candidato del Partido Socialista a las elecciones presidenciales de abril y mayo.