Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barack Obama ordena enviar armas a la oposición siria

El Gobierno de Estados Unidos tiene pruebas de que el régimen sirio ha utilizado armas químicas en su lucha contra los rebeldes y ha cifrado entre 100 y 150 el número de personas que han muerto a consecuencia de estos ataques, según la Casa Blanca. Por ese motivo, Barack Obama, ha ordenado (por primera vez desde que comenzó el conflicto sirio) enviar armas a la oposición al Gobierno de Bashar al Assad, según ha informado una fuente cercana al caso.

La fuente, consultada por la agencia de noticias Reuters, no ha dado detalles sobre el tipo de armas ni sobre cuándo serán entregas a los rebeldes sirios.
El viceconsejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, ha anunciado este viernes que la Inteligencia estadounidense "ha determinado que el régimen de Al Assad ha usado armas químicas, incluido sarín, contra la oposición en múltiples ocasiones el año pasado".
Rhodes ha explicado que "el uso de armas químicas ha cambiado los cálculos" de Obama sobre el conflicto sirio. "El régimen de Al Assad debe saber que estas acciones nos han llevado a incrementar el alcance de la asistencia que proporcionamos a la oposición", ha dicho.
Así, ha indicado que Obama ha aumentado la asistencia no letal a la oposición civil y ha autorizado el aumento de la asistencia al Consejo Supremo Militar (SMC) para fortalecer su efectividad".
"Después de una revisión deliberativa, nuestra comunidad de Inteligencia ha determinado que el régimen de Bashar al Assad ha usado armas químicas, incluido el agente nervioso sarín, a pequeña escala contra la oposición en múltiples ocasiones el año pasado", ha dicho el viceconsejero de Seguridad Nacional, Ben Rhodes.
El asesor presidencial ha revelado que "la información de Inteligencia apunta a que oficiales sirios han planeado y ejecutado los ataques con armas químicas del régimen de Al Assad, incluyendo descripciones de cuándo, dónde y por qué y de los síntomas físicos de la exposición a agentes químicos".
Rhodes ha detallado que "entre 100 y 150 personas han muerto a causa de los ataques de armas químicas detectados en Siria hasta la fecha". "Sin embargo, el balance es incompleto", ha advertido.
El representante de la Casa Blanca ha aclarado que Estados Unidos "cree que el régimen de Al Assad mantiene el control de las armas químicas", lo que descartaría la opción de que hayan caído en manos de los grupos armados, como se temía.
En cuanto a las fuerzas rebeldes, ha subrayado que la administración estadounidense "no posee información fiable y corroborada que indique que la oposición en Siria ha adquirido o usado armas químicas".
Más ayuda a la oposición
Rhodes ha subrayado que, "aunque la letalidad de estos ataques representa solamente una pequeña porción de la pérdida de vidas en Siria, que ahora mismo está en más de 90.000 muertes, el uso de armas químicas cruza las líneas rojas que han existido durante décadas en la comunidad internacional".
"El presidente (Barack Obama) ha dejado claro que el uso de armas químicas --o su transferencia a grupos terroristas-- es una línea roja para Estados Unidos, ya que hay una norma largamente establecida contra el uso de armas químicas en la comunidad internacional", ha recordado.
Así, "el uso de armas químicas ha cambiado los cálculos" de Obama sobre el conflicto sirio. "El régimen de Al Assad debe saber que estas acciones no han llevado a incrementar el alcance de la asistencia que proporcionamos a la oposición. Estos esfuerzos seguirán adelante", ha anunciado.
Rhodes ha concretado que Obama ha aumentado la asistencia no letal a la oposición civil y ha autorizado el aumento de la asistencia al Consejo Supremo Militar (SMC) para fortalecer su efectividad". "Y consultaremos con el Congreso sobre estos asuntos en las próximas semanas", ha adelantado.
"Estamos preparados para todas las contingencias y tomaremos decisiones sobre nuestro calendario, en consistencia con nuestro interés nacional y para avanzar en nuestros objetivos, que incluyen conseguir una solución política negociada para crear una autoridad que pueda dar una estabilidad básica, administrar las instituciones estatales, proteger los derechos de todos los sirios, asegurar las armas convencionales y no convencionales y combatir la actividad terrorista", ha añadido.