Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Casa Blanca pide al Congreso que "haga su trabajo"

Barack Obama pide responsabilidad a los republicanos ante un nuevo 'abismo fiscal'EFE

La Casa Blanca ha insistido al Congreso a que "haga su trabajo" tras el fracaso de las conversaciones para resolver el bloqueo fiscal en Estados Unidos. "El Congreso necesita avanzar hacia una solución que reabra el Gobierno y nos permita pagar nuestras facturas", hizo saber el secretario de Prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, en un comunicado.

"El Congreso debe hacer su trabajo y elevar el límite de deuda para pagar las cuentas en las que hemos incurrido, y evitar el cese de pagos", añadió.
Los líderes demócratas en el Senado estadounidense planean rechazar la última propuesta de la senadora republicana Susan Collins que busca poner fin al estancamiento fiscal, según dijeron varios asesores este sábado después de conocerse que las negociaciones mantenidas esta mañana con los republicanos terminaron sin ningún acuerdo.
La iniciativa de Collins había generado interés en ambos partidos, pero los líderes demócratas del Senado se opondrán a la medida ya que implicaría realizar muchas concesiones, indicaron los asesores a la agencia Reuters al tiempo que explicaron que una de estas concesiones sería eliminar un nuevo impuesto a los aparatos médicos, el cual recaudaría 30.000 millones de dólares en diez años para la reforma sanitaria del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
En las negociaciones entre republicanos y demócratas que tuvieron lugar esta mañana, los legisladores republicanos insistieron en que quieren negociar directamente con Obama bajo una "nueva propuesta" que presentarán mañana como muy pronto, según dijo a Reuters el representante republicano por Texas, Pete Sessions.
El pasado jueves, los líderes republicanos en ambas cámaras legislativas propusieron a Obama un marco de trabajo con vistas no solo al desbloqueo del Gobierno, sino también a la subida del techo de deuda. El presidente rechazó la oferta. "Parece que (Obama) no se lo va a tomar en serio hasta que vea qué es lo que sale del Senado", indicó a la CNN el representante republicano por Illinois, Adam Kinzinger.
Otra fuente, en declaraciones a la agencia Reuters, han anunciado que los demócratas del Senado están intentado presentar una nueva propuesta, aunque no tienen muchas esperanzas. Esta medida debería ser aprobada con 60 votos a favor como mínimo. Los demócratas, aunque son mayoría, solo tienen 54 votos.