Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carta al cirujano musulmán que salvó a los niños tras el atentado en Manchester

RTX2YN42Reuters

La esposa de un cirujano musulmán ha contado su "shock" y "repulsión" por el ataque terrorista de Manchester, y cuenta que "los musulmanes sienten el mismo dolor que todos los demás". Desde el incidente, su marido no ha parado de salvar las vidas de las víctimas del atentado.

Sobia Aly dijo que su esposo, Mohamed Ismail Aly, tomó la delantera en el Royal Manchester Children's Hospital el lunes por la noche y ha trabajado todo el tiempo desde entonces para salvar las vidas de las víctimas del atentado, informa Mirror.

En una emotiva carta a The Manchester Evening News, escribió: "El incidente del lunes ha conmocionado a la nación y realmente me gustaría que el público sepa que un cirujano musulmán ha estado trabajando sin descanso para salvar las vidas de los niños". "De hecho, hay varios cirujanos musulmanes que han estado tratando a las víctimas".

"Mi esposo y sus compañeros musulmanes también médicos se quedaron conmocionados y condenan absolutamente las acciones de Salman Abedi [el terrorista suicida de Manchester]".
"Creo que es realmente importante que la gente lo sepa, el NHS y los servicios de emergencia han hecho y están haciendo un trabajo increíble, pero detrás hay un cirujano musulmán egipcio que ha dedicado su vida a salvar a los niños".

Aly, de 38 años, que ha operado y tratado soldados británicos heridos en Afganistán, comenzó a trabajar en el hospital infantil en julio pasado. Vive en Hale, Trafford, pero regresa para ver a su familia en Newcastle los fines de semana.

Su esposa Sobia, de 38 años, reveló cómo le dijo a su hija de cinco años que 'papá está ayudando a la gente' mientras se preparaban para mudarse a Manchester.

Aly añadió que se había sentido muy triste porque, tras el ataque en Manchester, mucha gente se había vuelto contra los musulmanes.  "Quiero que la gente sepa que muchos musulmanes sienten el mismo dolor que todos los demás".

Aly, estaba de guardia cuando las noticias sobre el atentado se filtraron. "Hemos tenido varios ejercicios durante todo el año sobre incidentes de accidentes graves y ha ayudado mucho. El plan estaba bien ensayado de antemano", aseguró.

Él operó a su primer paciente a la 1 de la mañana del martes antes de las "operaciones múltiples" a lo largo la semana. "No hemos mantenido un registro preciso de cuántas operaciones hemos llevado a cabo, pero ha sido días enteros de operar en el hospital", dijo.

"Toda la producción ha sido para las víctimas del incidente. Ese hecho pone las cosas en perspectiva. Yo diría que esta ha sido la semana laboral más dura de mi carrera", aseguraba el cirujano.