Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Camerún prohíbe las actividades de dos organizaciones convocantes de las protestas en zonas angloparlantes

El Gobierno de Camerún ha prohibido este martes las actividades de dos organizaciones convocantes de las protestas de las últimas semanas en las zonas angloparlantes del país.
En su comunicado, el Ministerio de Administración Territorial y Descentralización ha indicado que los afectados son el Consorcio de la Sociedad Civil Anglófona de Camerún (CACSC) y el Consejo Nacional del Sur de Camerún (SCNC).
Así, ha recalcado que ambas organizaciones "quedan prohibidas en la totalidad del territorio nacional", según ha informado el portal local de noticias Cameroon Online.
La prohibición es aplicable a reuniones y manifestaciones convocadas o apoyadas por estas organizaciones. Las autoridades han advertido de que los que violen esta prohibición "podrían ser objeto de procesos judiciales".
La decisión ha llegado apenas un día después de una nueva huelga con gran seguimiento en la localidad de Bamenda (oeste) por parte de la comunidad angloparlante, en protesta contra lo que describe como una discriminación por parte de la mayoría francoparlante del país.
La semana pasada se produjo una situación similar, tras la convocatoria de huelga del CACSC, que pidió a la población que no celebrara manifestaciones ni se enfrentara a la Policía.
También durante la semana pasada, las autoridades cerraron la emisora Radio Hot Cocoa, ordenando que cese sus operaciones, acusándola de incitar a la desobediencia civil durante un debate sobre las huelgas.
Pierre Anoufack, editor de la emisora, afirmó posteriormente que la operación "fue un asalto por parte de tropas", agregando que "se trata de una radio en servicio de la gente, igual que los medios públicos".
Por su parte, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) reclamó a Camerún que devuelva a la emisora el permiso de operaciones.
"La suspensión de Radio Hot Cocoa es parte de un esfuerzo de reprimir la cobertura de las reclamaciones de los cameruneses angloparlantes", dijo el representante del organismo para África Occidental, Peter Nkanga.
ENFRENTAMIENTOS EN NOVIEMBRE Y DICIEMBRE
La ciudad fue escenario de enfrentamientos entre Policía y manifestantes en noviembre y diciembre, en protestas contra la obligatoriedad del francés en las escuelas y los tribunales.
En los últimos meses ha habido un incremento de las protestas por la decisión del Gobierno de imponer la enseñanza del francés en las zonas de habla inglesa del país.
Asimismo, los abogados llevan en huelga desde hace tres meses, después de que se les ordenara utilizar el francés en los procedimientos legales.
Camerún cuenta con el francés y el inglés como lenguas oficiales, si bien la mayoría de la población utiliza el primero. La población angloparlante denuncia estar marginada.