Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crisis entre Francia y Reino Unido por el drama de la inmigración en el Eurotúnel

El drama de la inmigración se recrudece en el Canal de la Mancha. En el paso de Calais se ha disparado el número de inmigrantes que esperan su oportunidad para aprovechar cualquier vía para cruzar al Reino Unido a través del Eurotúnel. En apenas unos días 3.500 personas lo han intentado y al menos 9 han muerto desde el mes de junio. El gobierno de François Hollande ha anunciado que reforzará la vigilancia policial en la zona y ha ordenado el envío urgente de 120 policías para incrementar la seguridad. Reino Unido ha prometido que aportará 10 millones de euros para reforzar el vallado.

La situación en el paso de Calais se ha desbordado desatando la crisis entre Reino Unido y Francia. Miles de inmigrantes esperan su oportunidad para pasar el Eurotúnel y alcanzar el país británico. El Gobierno de François Hollande ha ordenado el envío urgente de 120 policías para reforzar la seguridad y controlar a la legión de personas que intenta aprovechar cualquier vía para cruzar el canal de La Mancha.
A lo largo de la semana se ha disparado el número de personas que han intentado cruzar al Reino Unido, 3.500, en apenas dos días. En lo que va de año más de 37.000 inmigrantes han intentado colarse de todas las maneras posibles. Desde junio, al menos nueve han perdido la vida en su intento de iniciar una vida mejor.
El gobierno francés ha intensificado la vigilancia para controlar a los inmigrantes que esperan en campamentos improvisados en la localidad de Calais una oportunidad para cruzar la frontera. En la zona reina el caos y se suceden los duros enfrentamientos entre la policía y los inmigrantes.
Una situación de inseguridad que ha llevado a la empresa Eurotúnel a pedir a ambos países  más de 9  millones de euros en concepto de seguridad. Por el momento, Francia enviará 120 agentes más hasta la zona y Reino Unido ha prometido  10 millones de euros para reforzar el  vallado.