Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cadena perpetua por cortar y triturar el pene a su marido

Catalina KieuReuters

Una mujer del sur de California ha sido condenada a cadena perpetua por cortar el pene de su entonces marido y tirarlo en un triturador de basura. La mujer, Catalina Kieu, podrá acceder a la libertad condicional después de siete años, según dijeron las autoridades.

Catalina Kieu, de 50 años, de Garden Grove, California, podría pasar el resto de su vida entre rejas. El motivo, su acto impulsivo de cortarle el pene a su marido y tirarlo en un triturador de basura. Los hechos tuvieron lugar en julio de 2011, momento en el que Kieu y su marido estaban en trámites de divorcio. La pareja se casó en diciembre de 2009, pero en mayo de 2011 el marido solicitó el divorcio, que le fue concedido en agosto de 2011, según documentos de la corte del Condado de Orange.
Kieu echó somníferos en la cena de su marido después de haber mantenido una discusión, al parecer por un tema de celos. Cuando el marido se fue a dormir, Kieu ató las piernas y los brazos a las cuatro esquinas de la cama y cuando despertó, ella le bajó los pantalones y le cortó el pene con un cuchillo, según le acusaron los fiscales. Luego arrojó el pene al triturador de basuras y llamó al 911 alertándoles de que su marido estaba sangrando. El marido, cuya identidad se desconoce, fue trasladado al hospital donde se le realizó una cirugía de emergencia.
“Esta persona me privó ferozmente de una parte de mi vida y de mi identidad sexual“, dijo el ex marido, de 60 años, durante el juicio. “Esto fue una violación cruel y calculada del cuerpo y la mente de una persona. Ahora lucho por salir adelante. Ella ha arrancado mi identidad como hombre. Ella ha provocado dudas en mi creencia en el bien. Ella ha traicionado mi confianza en las personas”.
Por su parte, el abogado de Kieu, originaria de Vietnam donde recibe el nombre de Que Anh Tran, dijo que sufría problemas de salud mental, depresión, y que no debería ser declarada culpable.