Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CICR pide 115 millones de dólares para dotar de ayuda humanitaria a las víctimas de conflictos prolongados

El director de Actividades Operacionales del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Dominik Stillhart, ha afirmado que "muchos de los conflictos más recientes se están volviendo irresolubles" y ha realizado una petición de unos 115 millones de dólares (102 millones de euros) de fondos adicionales para 2016 en aras de ofrecer ayuda humanitaria en zonas donde los enfrentamientos son prolongados.
"Los países afectados por estos conflictos llegan año tras año a un punto en el que los sistemas de apoyo esenciales para la vida de la población colapsan", ha señalado Stillhart, que ha denunciado que "los antiguos conflictos sufren un devastador fracaso a la hora de ser solucionados".
Según el CICR, casi el 70 por ciento de los gastos de la organización son utilizados para intentar mejorar la situación de aquellas personas que se encuentran atrapadas en lugares donde los conflictos continúan prolongándose, como en Irak, Afganistán, Israel y los territorios palestinos, República Democrática del Congo, Colombia y Somalia, entre otros.
Los retos aumentan particularmente en las ciudades, donde los servicios esenciales se han visto gravemente afectados por años de guerra. Los sistemas de abastecimiento de agua y electricidad, las escuelas y los hospitales se encuentran en un estado nefasto en la mayoría de estos lugares, según el organismo.
"La destrucción puede producirse rápidamente, como en Faluya, o durante un período más largo, como en Mogadiscio, donde los daños acumulados han ido afectando las estructuras y sistemas de abastecimiento hasta que han dejado de funcionar. Nuestra labor es impedir que la población quede sumida en la pobreza y la vulnerabilidad", ha afirmado Stillhart.
El director de Actividades Operaciones ha manifestado que el dinero se distribuirá en paquetes de fondos a largo plazo y sin fijar su uso a un país específico. De este modo, el CICR podrá responder de forma paralela a las necesidades urgentes y a largo plazo.