Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La presión de Estados Unidos y Colombia hizo que las FARC negociaran la paz

La presión de Estados Unidos y Colombia hizo que las FARC negociaran la pazREUTERS

El ex embajador de Estados Unidos en Bogotá Myles Frechette ha asegurado que la presión ejercida por su país y Colombia obligó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a sentarse a la mesa de negociaciones.

"La presión de Estados Unidos y Colombia hizo que las FARC negociaran la paz", ha dicho este domingo, en declaraciones recogidas por Caracol Radio.
Frechette ha reaccionado así al reportaje de investigación publicado hoy por el diario 'The Washington Post', según el cual la CIA tenía un programa secreto para ayudar a Colombia a eliminar a los líderes de las FARC.
Asimismo, se ha referido a la solicitud de extradición cursada por un tribunal estadounidense contra dos miembros de la delegación de paz de las FARC –Adán de Jesús Jiménez García, alias 'Conejo', y Ómar de Jesús Restrepo Correa, 'Olmedo Ruiz'– por narcotráfico.
Frechette ha explicado que, aunque el país norteamericano apoya totalmente el diálogo de paz en Colombia, "no negociará su política respecto a quienes violan la ley en Estados Unidos".
DIÁLOGO DE PAZ
Desde el 8 de octubre y el 19 de noviembre de 2012 en Oslo y La Habana, respectivamente, Gobierno y FARC llevan a cabo un diálogo de paz basado en una agenda de seis puntos para poner fin a más de cinco décadas de conflicto armado, en las que han muerto 600.000 personas.
Tras seis meses de intensas negociaciones, finalmente el pasado 26 de mayo las partes pactaron sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota toda su lucha armada.
El segundo acuerdo del proceso de paz llegó el pasado 6 de noviembre, sobre participación política. Los puntos clave son el compromiso para crear un estatuto de la oposición, que establezca sus derechos, deberes y garantías, y una reforma electoral, que incluye circunscripciones transitorias.