Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CEDEAO no descarta usar la fuerza para convencer a Jamé para que abandone el cargo

Los líderes de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) continúan en Gambia tratando de convencer al presidente saliente, Yahya Jamé, para que abandone el cargo después de que las elecciones celebradas el pasado 1 de diciembre dieran la victoria al líder de la oposición, Adama Barrow, que deberá asumir el cargo el próximo 19 de enero.
Así lo ha confirmado el jefe de Naciones Unidas para la región, Mohamd Ibn Chambas, al Consejo de Seguridad, señalando que el grupo regional está buscando una solución a la crisis política que estalló tras la negativa de Jamé a abandonar el cargo.
Este viernes los presidentes de Nigeria, Liberia y Sierra Leona, que tratan de mediar en la crisis, han llegado a Gambia, tras aplazar este viaje --que inicialmente estaba previsto para el miércoles-- "a instancias" del propio Jamé.
También la Unión Africana (UA) ha advertido este mismo viernes al presidente que dejará de reconocerle como tal a partir del 19 de enero próximo, fecha en la que expira su mandato.
Chambas, que ha trasladado el apoyo de su departamento a los mediadores de la CEDEAO, ha explicado que el objetivo de la misión de la comunidad regional es que "no queden dudas" sobre su "determinación de usar todos los medios necesarios", entre ellos "la fuerza", para que prevalezca la "voluntad del pueblo".
"De ser necesario, la CEDEAO buscaría el respaldo de la Comisión para la Paz y la Seguridad de la Unión Africana y la aprobación formal de este Consejo para desplegar tropas en Gambia", ha señalado.
Jamé ya acusó, el pasado 1 de enero, a la CEDEAO de estar declarándole la guerra al advertir de que había puesto a sus fuerzas en alerta en caso de que éste se negara a abandonar la Presidencia.
El Tribunal Supremo gambiano tenía previsto comenzar a analizar este martes el recurso presentado por Jamé contra los resultados electorales, pero ha aplazado las vistas hasta el 16 de enero --tres días antes de que expire el plazo para el traspaso de mando-- por la ausencia de los jueces extranjeros que han sido contratados 'ex profeso' para el caso.
CRISIS EN EL PAÍS
La Comisión Electoral de Gambia declaró el triunfo del candidato opositor en las elecciones celebradas el pasado 1 de diciembre por 227.708 votos (un 43 por ciento) frente a los 208.487 sufragios (un 40 por ciento) conseguidos por Jamé.
Aunque en un principio reconoció su derrota electoral e incluso se ofreció a ayudar a Barrow con la transición, un día después se retractó y rechazó los resultados oficiales "en su totalidad" porque las pesquisas de su equipo han revelado "errores inaceptables".