Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CDU de Merkel gana las elecciones regionales de Schleswig-Holstein con un 32% de los votos

La Unión Cristiano Demócrata (CDU) de la canciller alemana, Angela Merkel, ha ganado las elecciones regionales del pequeño estado norteño de Schleswig-Holstein, donde ha cosechado un 32 por ciento de los votos.
El Partido Socialdemócrata, que lidera un Gobierno regional en coalición junto con Los Verdes y el SSW (la formación de la minoría danesa y frisona), se ha hecho con el 27,2 por ciento de los votos en el estado protestante, según los resultados preliminares publicados este lunes.
El candidato de la CDU en Schleswig-Holstein, Daniel Guenter, ha indicado que los votantes han tomado una clara decisión contra el Gobierno actual de la zona, al que ha hecho alusión como "coalición en estancamiento".
Las autoridades han indicado que la participación en los comicios, que suponen las penúltimas elecciones locales antes de las generales del 24 de septiembre, ha sido del 64,2 por ciento, un 4 por ciento más que 2012.
El resultado supone una decepción para el SPD, cuyo nuevo líder, Martin Schulz, expresidente del Parlamento Europeo. "Esto nos hace terriblemente infelices. Esperábamos un resultado mejor", ha manifestado Schulz, que se ha mostrado "terriblemente molesto" con los resultados obtenidos.
El llamado 'efecto Schulz' también fracasó en el encuentro con las urnas que tuvo lugar en marzo en el estado industrial de Sarre, en el sur del país. Los Verdes han alcanzado un 12,9 por ciento de los votos, mientras que el Partido Democrático Libre (FDP) se ha hecho con un 11,5 por ciento de las papeletas.
La Izquierda, que ha obtenido únicamente un 3,8 por ciento, no tendrá cabida en el Parlamento. El partido antiinmigración Alternativa para Alemania (AfD) ha sobrepasado el mínimo establecido para entrar en el Parlamento con un 5,9 por ciento.