Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas mantiene sin cambios las medidas de seguridad para la cumbre OTAN pese al atentado en Manchester

El atentado terrorista registrado en Manchester el lunes por la noche no alterará de momento el dispositivo de seguridad ya de por sí extraordinario previsto por las autoridades belgas ante la llegada del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, este miércoles a Bruselas, ni para la cumbre de la OTAN que acogerá el jueves la ciudad.
Así lo han indicado este martes en declaraciones a los medios belgas tanto el ministro de Interior, Jan Jambon, como el alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, quienes han recordado que la capital europea se encuentra desde hace tiempo bajo el nivel 3 de alerta terrorista (de un máximo posible de 4), lo que implica fuertes medidas de seguridad.
"Debemos seguir vigilantes, pero por el momento no se han tomado nuevas medidas", ha explicado Jambon en declaraciones a la emisora La Première de la cadena RTBF.
El Gobierno sigue las directrices marcadas por los órganos competentes para la seguridad en grandes eventos, en una ciudad muy acostumbrada a albergar cumbres de líderes europeos e internacionales y grandes manifestaciones.
En la misma línea se ha expresado el alcalde de Bruselas, quien ha relatado que se van desplegar "más de 4.000 efectivos policiales" el próximo jueves con motivo de la cumbre de líderes de los países de la Alianza Atlántica.
"Ya hemos tomado las máximas medidas de seguridad en un marco que contempla sistemáticamente la hipótesis de un atentado", ha añadido Mayeur.
La Policía de Bruselas ha avisado de que el jueves estará prohibido aparcar y quedará cerrado al tráfico rodado gran parte de la ciudad, incluido el barrio europeo y barrios del centro. Además se cerrarán diversas estaciones de metro y se restringirá el recorrido de numerosas líneas de autobús y tranvías.