Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas abre expediente contra Hungría por la reforma educativa para cerrar la universidad de Soros

La Comisión Europea ha anunciado este miércoles la apertura de un expediente sancionador contra el Gobierno húngaro por la reforma de la ley educativa que aboca al cierre a la Universidad Centroeuropea (CEU), centro privado del magnate estadounidense George Soros.
El aviso de Bruselas tiene la forma de una carta de emplazamiento, primer paso de un procedimiento de infracción y que da un plazo de un meses a las autoridades del país para responder a las dudas.
El Colegio de Comisarios ha dado este paso tras "un profundo análisis jurídico" de la Ley de Educación Superior adoptada a principios de abril en Hungría y que, en opinión de Bruselas, "no es compatible" con la normativa comunitaria.
Al Ejecutivo comunitario le preocupa especialmente que vulnere libertades fundamentales del mercado interior, como la libertad de establecimiento y de prestación de servicios, según ha explicado en una rueda de prensa el vicepresidente comunitario Valdis Dombrovskis.
La Comisión quiere aclara también si la nueva ley es compatible con las normas europeas en materia de educación y libertad académica, pese a las dudas de si hay base jurídica para actuar.
Con todo, Dombrovskis ha recalcado que Budapest tiene ahora "tiempo para reaccionar" y corregir en su diálogo con la Comisión los problemas de la ley educativa, antes de que los servicios comunitarios decidan sobre "los siguientes pasos" a dar.
Si el Gobierno de Víktor Orban no responde de manera satisfactoria a lo largo del proceso iniciado con el procedimiento de infracción, la Comisión Europea podría en última instancia llevar el caso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE).
No es el único asunto que preocupa a Bruselas, aunque sí el único sobre el que el Colegio de Comisarios ha tomado una decisión concreta este miércoles. Sobre la severa política migratoria y de asilo que aplica Hungría, la Comisión prosigue el "diálogo" con la autoridades, ha dicho el vicepresidente comunitario.
Dombrovskis también ha asegurado que la campaña antieuropea de Budapest titulada "Paremos a Bruselas" tendrá una "respuesta" comunitaria que señale las "falsedades o incorrecciones" de los mensajes.
Sin embargo se ha reservado el detalle de la respuesta y ha dicho que será el otro vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Frans Timmermans, quien desvele la respuesta en un debate este mismo miércoles en el Parlamento Europeo, al que se espera que asista el propio Orban.