Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas pide agilizar la congelación y permitir el embargo preventivo de fondos vinculados al terrorismo

La Comisión Europea ha presentado este miércoles un paquete de medidas dirigidas a cortar los canales de financiación del terrorismo internacional y del crimen organizado en la Unión Europea, por ejemplo agilizando la congelación de fondos o permitir el embargo preventivo en casos transfronterizos en los que se sospeche que el dinero tiene fines delictivos.
"Tan pronto como detectemos fondos vinculados al terrorismo, debemos de ser capaces de evitar que sean utilizados", ha reclamado la comisaria de Justicia, Vera Jourova, en una rueda de prensa en Bruselas, acompañada de los comisarios de Interior, Dimitris Avramopoulos, y de Seguridad, Julian King.
Para ello, ha explicado la comisaria, es necesario contar con un modelo estandarizado para las órdenes judiciales para el embargo preventivo y decomiso en otros Estados miembros, porque facilitaría su reconocimiento en casos transfronterizos.
Bruselas cree también necesario contar con normas que cubran algunas lagunas como la imposibilidad actual de inmovilizar fondos sospechosos, si no pesa una condena sobre su propietario, por ejemplo porque se ha dado a la fuga o porque ha fallecido antes de ser juzgado.
Se ampliará, además, el ámbito de la normativa para cubrir también la congelación de fondos de personas relacionadas con delincuentes.
En la misma línea, Jourova ha anunciado medidas para asegurar que se cumple el derecho de las víctimas a una compensación y a la restitución de sus bienes. Así, en los casos transfronterizos, el derecho de la víctima tiene prioridad sobre el interés de los Estados de ejecución y de emisión de un embargo.
Otro de los objetivos de la Comisión es reforzar el control sobre los flujos de dinero en efectivo, para lo que aboga por permitir a las autoridades actuar sobre cantidades menores a 10.000 euros (que es el umbral de declaración en aduana), si existen sospechas de actividades delictivas.
Y se extenderán los controles aduaneros a al dinero en efectivo enviado en paquetes postales o transporte de mercancías, además de a materiales preciosos como el oro, que ahora no están cubiertos por la declaración aduanera estándar.