Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas dice que "no hay ningún plan" para crear centros para procesar peticiones de asilo fuera de la UE

La Comisión Europea ha asegurado este viernes que "no hay ningún plan" para establecer centros fuera del territorio de la Unión Europa para tramitar peticiones de asilo tal y como ha planteado Hungría hace meses y ha secundado ahora Austria con el objetivo de frenar la inmigración a Europa.
"Por ahora no estamos planeando, no hay ningún plan de la Comisión para establecer centros de asilo para procesar demandas fuera del territorio de la UE", ha explicado en rueda de prensa la portavoz de Inmigración del Ejecutivo comunitario, Natasha Bertaud, preguntada por la nueva propuesta de Austria en este sentido.
Bertaud ha recordado que ni la legislación europea actual ni la propuesta de reforma del sistema de asilo común europeo del Ejecutivo comunitario no cubren "las demandas de asilo presentadas fuera de la UE".
El ministro de Defensa austriaco, Peter Doskozil, ha planteado que se procesen las peticiones de asilo en centros fuera de la UE como Níger o Jordania -que también servirían para devolver a inmigrantes con órdenes de retorno a sus países de origen_e introducir límites en cada país de la UE al número de refugiados que se aceptan.
Austria ya anunció el año pasado que sólo aceptaría un máximo de 37.500 refugiados en 2016 en el país. Croacia y Eslovenia también anunciaron el año pasado que no aceptarían a más de 580 refugiados al día en cada caso.
"Se trata de poner fin a las políticas de asilo europeas que han fracasado. Tenemos que admitirnos y ser honestos sobre que la UE tiene una capacidad limitada de absorber a más inmigrantes. Tenemos que parar la inmigración ilegal", justificó en una entrevista con la publicación alemana 'Bild' este jueves.
Fuentes del Ejecutivo comunitario han recordado que la opción de procesar demandas de asilo fuera de la UE es algo "increíblemente complicado legalmente". "¿La persona tendría que ir a la embajada de un Estado miembro o se crea un derecho para que alguien solicite asilo fuera de la UE, un derecho que no existe ahora o se crearía un derecho europeo para demandar asilo a la UE?", han esgrimido fuentes comunitarias.
Las fuentes también han admitido problemas para determinar "como se distribuirían luego las demandas" entre países. "Se necesitaría un servicio de asilo de la UE y competencias para que la UE decidiera sobre una petición de asilo. Esto va muy lejos y no es algo que exista. Hay muchas complicaciones legales para algo así", han precisado, recordando que esta "fue la opción no retenida" en su propuesta de reforma del sistema común de asilo europeo.
El proceso de peticiones de asilo "externo" es algo que ya existe a través del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). "Nosotros asistimos ACNUR Y la OIM a gestionar centros donde se pueden reconocer a los refugiados. Es como hacemos todos nuestros programas de reasentamiento", han recordado las fuentes.
BRUSELAS RECHAZA TOPES DE REFUGIADOS ACEPTADOS
Respecto a la petición de Austria de introducir límites al número de refugiados aceptados en cada país, el Ejecutivo comunitario ya ha "dejado clara" su posición en contra de la idea de imponer topes a los refugiados que aceptan los Estados miembro "en varias ocasiones", ha recordado Bertaud.
"Cada Estado miembro está obligado a respetar la Convención de Ginebra", ha recordado la portavoz, que ha insistido en que la esencia de la Convención es que "no habrá devoluciones en caliente" y que no se puede "rechazar" a alguien que necesita protección.
Preguntada por la propuesta del Gobierno esloveno para modificar su legislación a fin de poder responder mejor a presiones migratorias -y que contempla que la Policía pueda sellar la frontera durante un periodo limitado para impedir la entrada de inmigrantes--, la portavoz comunitaria ha dicho que están "al tanto de que hay discusiones en Eslovenia" pero ha rechazado comentar sobre "futuras normas" y ha recordado en todo caso que es "práctica común" que el Ejecutivo comunitario analice su "compatibilidad" con la normativa europea, una vez aprobadas.
NO PREJUZGA SI CONTROLES INTERNOS SE MANTENDRÁN MÁS ALLÁ DE FEBRERO
El Ejecutivo comunitario tampoco ha querido "prejuzgar" este viernes si recomendará mantener los controles internos limitados más allá de febrero cuando expiran en "ciertos tramos" de "ciertas fronteras internas" del espacio Schengen, que fueron introducidos en respuesta a la crisis de refugiados. Los Gobiernos europeos aprobaron en noviembre mantenernos tres meses más, hasta febrero.
"No prejuzgo ninguna recomendación de la Comisión o decisión del Consejo, que se tomará cuando se acerque la fecha límite de febrero", ha explicado Bertaud, preguntada por la intención de Austria de mantenerlos más allá de febrero.