Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas insta a Polonia a cumplir decisión de la Justicia europea que le obliga a dejar de talar bosque virgen

La Comisión Europea ha instado al Gobierno polaco a cumplir la orden del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que le obliga a paralizar de forma inmediata la tala de madera en el bosque virgen de Bialowieza por "el grave e irreparable daño que podría causar a un entorno natural que no tiene precio".
"Todos los Estados miembro están obligados a cumplir con las medidas interinas ordenadas por el Tribunal en línea con el principio de cooperación legal y es lo que esperamos que haga Polonia", ha asegurado en rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo comunitario, Mina Andreeva, al ser preguntada por el rechazo de Varsovia a cumplir la decisión judicial.
La portavoz ha recordado que la orden judicial "está en línea" con la petición de la Comisión Europea que recurrió a la Justicia europea para pedirle "medidas interinas" para que Varsovia paralice la tala de forma inmediata hasta que haya una sentencia definitiva "por la urgencia de la situación" y después de que las autoridades polacas hayan desoído de forma reiterada sus llamamientos.
La parte polaca del bosque, dividido administrativamente entre Polonia y Bielorrusia, fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1976 y Patrimonio de la Humanidad en 1979. Polonia ha descrito la tala como necesaria para controlar un brote de escarabajos.
El Gobierno polaco ha asegurado este lunes que continuará con la tala "protectora" del bosque virgen de Bialowieza pese a la orden del tribunal europeo, que llega en un momento de creciente tensión entre Varsovia y Bruselas, después de que la Comisión Europea haya abierto un nuevo expediente contra Polonia y le haya dado un mes para corregir su controvertida reforma judicial. Esta, según Bruselas, "agrava la amenaza sistémica" sobre el Estado de Derecho en este país.