Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bolivia denuncia que los funcionarios arrestados en Chile fueron agredidos durante su detención

El ministro de Justicia de Bolivia, Héctor Arce, ha denunciado este domingo que los funcionarios arrestados en Chile fueron agredidos durante su detención, según ha informado la agencia estatal boliviana de noticias, ABI.
"Los han reducido, los han obligado a hincarse, les han dado culatazos en la cara y en la cabeza, los han enmanillado en el suelo y cuando estaban enmanillados en el suelo, según las declaraciones (de los detenidos), han disparado a derecha e izquierda cerca de sus oídos", ha indicado.
"Esto es un acto de tortura que no se admite ni siquiera en prisioneros de guerra, ni siquiera en una situación de guerra se admite que se dispare a una persona que está reducida en el suelo, enmanillada, indefensa, se dispare a los costados", ha agregado.
Así, ha criticado la supuesta actitud de Chile, denunciando que los Carabineros actuaron en complicidad con los contrabandistas a los que perseguían los funcionarios bolivianos.
"Les disparan y torturan vejando todos sus Derechos Humanos, dejan que los maltraten, que casi les asesinen", ha manifestado, recalcando que Bolivia "no está en guerra con Chile, se supone que ambos luchamos contr aun delito transnacional".
"Chile ya no es el país modelo, ya no es la Suiza de Sudamérica, ya no es el país que tiene la mejor diplomacia, es un país agresivo que tiene que alzar la voz para tratar de imponerse", ha remachado, afirmando que Santiago "viola todos los tratados de Derechos Humanos que se hayan podido suscribir".
El 19 de marzo, dos militares y siete empleados de la administración aduanera de Bolivia fueron detenidos en la frontera común mientras realizaban tareas relacionadas con la lucha contra el contrabando presentará un amparo constitucional.
El Gobierno de Evo Morales sostiene que los funcionarios estaban inspeccionando unos camiones chilenos en el lado boliviano de la frontera, porque tenían información de que transportaban mercancía de contrabando, cuando agentes de Carabineros intervinieron y les detuvieron.
La presidenta de Chile, Michelle Bachelet ha desmentido esta versión y ha indicado que "las nueve personas detenidas estaban en territorio chileno cometiendo delitos". "Se habían robado uno y querían robarse nueve camiones con productos", dijo en una rueda de prensa.
Ambos países ya tuvieron una crisis a mediados de mes porque, según Bolivia, las autoridades chilenas obligaron a retirar la bandera del consulado de Antofagasta, si bien La Moneda sostiene que en realidad no era una oficina consular.
La Paz y Santiago llevan semanas inmersos en una nueva escalada de tensión a causa de la presentación de la réplica de Bolivia a la memoria chilena en la disputa territorial que les enfrenta en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).