Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bolivia entrega alimentos a transportistas afectados por el paro de funcionarios aduaneros de Chile

Las autoridades de Bolivia han entregado este domingo alimentos y agua a los transportistas afectados por el paro de funcionarios aduaneros en Chile, que ha dejado a decenas de camiones atrapados en la frontera común.
El ministro de la Presidencia, René Martínez, ha destacado que se trata de un "operativo de emergencia", resaltando que "se está asistiendo con productos y alimentos básicos que van a ser un paliativo".
Martínez se ha desplazado al paso fronterizo de Chungará-Tambo Quemado para analizar la situación de los transportistas, que se encuentran en la zona desde el inicio del paro hace cinco días, según ha informado el diario local 'La Razón'.
La entrega de alimentos ha tenido lugar horas después de que el presidente boliviano, Evo Morales, acusara a los Carabineros de Chile de "impedir la venta de agua y alimentos" a los transportistas.
"Paro aduanero de Chile es daño económico, pero también humano: transportistas en el frío del invierno sin agua, comida ni servicios básicos", ha dicho, en un mensaje publicado en su cuenta oficial en la red social Twitter.
En este sentido, el propio Martínez ha dicho que la prohibición de la venta de agua y alimentos "no es admisible", denunciando además que "no se ha permitido el ingreso de una ambulancia a un lugar muy próximo a la frontera".
Ambos países mantienen unas relaciones tirantes, especialmente después de la detención de nueve funcionarios bolivianos en Chile.
El Gobierno de Morales sostiene que los funcionarios estaban inspeccionando unos camiones chilenos en el lado boliviano de la frontera, porque tenían información de que transportaban mercancía de contrabando, cuando agentes de Carabineros intervinieron y les detuvieron.
La presidenta de Chile, Michelle Bachelet ha desmentido esta versión y ha indicado que "las nueve personas detenidas estaban en territorio chileno cometiendo delitos". "Se habían robado uno y querían robarse nueve camiones con productos", dijo en una rueda de prensa.
Ambos países ya tuvieron una crisis a mediados de mes porque, según Bolivia, las autoridades chilenas obligaron a retirar la bandera del consulado de Antofagasta, si bien La Moneda sostiene que en realidad no era una oficina consular.
La Paz y Santiago llevan meses inmersos en una nueva escalada de tensión a causa de la presentación de la réplica de Bolivia a la memoria chilena en la disputa territorial que les enfrenta en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).