Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Berlín se dirige a una coalición a tres de la izquierda tras las elecciones

Berlín se dirige hacia un gobierno de coalición a tres en el que la opción más probable parece una alianza entre el Partido Social Demócrata (SPD), los Verdes y La Izquierda, después de los resultados de las elecciones municipales del domingo.
El SPD se mantiene como la fuerza más votada, con un 21,6 por ciento de los votos, pero cede 6,7 puntos con respecto a las anteriores elecciones, mientras que la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Angela Merkel se queda en el 17,6 por ciento de los votos, tras ceder 5,7 puntos.
En tercera posición ha quedado La Izquierda, con el 15,6 por ciento de los votos, seguido por los Verdes, con el 15,2 por ciento. Alternativa para Alemania (AfD), el partido ultraderechista y anti-inmigración, hace irrupción en el gobierno de la capital germana, con un 14,2 por ciento, mientras que los Liberal Demócratas han mejorado con respecto a las últimas elecciones y han obtenido el 6,7 por ciento.
El alcalde de la ciudad, el socialdemócrata Michael Müller, necesita ahora el apoyo de otras formaciones para poder reeditar su mandato por lo que ha dicho que negociará con todos los partidos, salvo AfD, aunque ha admitido de que hay más coincidencias con los Verdes y la Izquierda para la formación de gobierno.
Mientras, la CDU de Merkel suma un nuevo revés, el segundo en tres semanas, tras la tercera posición en las regionales de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, estado natal de la canciller, dado que el resultado obtenido en Berlín es el más bajo hasta la fecha.
Su candidato en la capital, Frank Henkel, se ha responsabilizado del mal resultado, aunque ha rechazado dimitir, y ha considerado que el domingo fue un mal día para los dos partidos tradicionales en Alemania, actuales socios de coalición en el Gobierno federal.
En cuanto a AfD, tras superar el 5 por ciento de los votos necesario, ha conseguido siete consejeros en el ayuntamiento. Su candidato, Georg Pazderski, ha defendido la capacidad del partido para movilizar a los electores, incidiendo en que "donde quiera que el AfD se ha presentado a una elección, la participación ha aumentado".