Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una propina de 700 euros para que pueda ir a ver a su familia

Ben Millar, es un irlandés de 22 años que, desde hace tiempo vive en Texas con su pareja, donde trabaja en un restaurante. La generosidad de un cliente le permitirá a él y a su chica, embarazada, viajar a Belfast para reencontrarse con su familia, a la que no ve desde hace dos años.

Jeffery es el cliente que le dejó 700 euros de propina para que pudiera viajar a ver a los suyos "estas fiestas". Y es que Millar empezó a hablar con el cliente sobre Irlanda, donde Jeffery había ido para asistir a un concierto de U2. Así, el camarero le dijo que llevaba dos años sin ir ni ver a sus padres y hermanos y que le gustaría poder volar cuando naciera su bebé.
Cuando Jeffery y su familia dejaron el restaurante, Miller fue a recoger la mesa y se encontró con la generosa propina y un mensaje que decía "espero que esto te pueda llevar de vuelta a Irlanda para las fiestas".
La novia de Miller, Taryn Kieth, se ha encargado de contar la historia en Facebook. Miller ahora solo espera poder encontrarse con Jeffery para agradecerle su gesto, cuenta ABC. Los 700 euros le dan para al menos uno de los dos billetes de avión.