Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amira, el rostro más inocente víctima de la guerra civil siria

Bebé palestinaTwitter

La guerra civil en Siria está afectado de forma singular a los campos de refugiados palestinos que se encuentran en medio de un fuego cruzado entre el ejécito regular de Bachar el Asad, islamistas de Al Nusta y las facciones que luchan para derrocarlo. Entre sus principales víctimas, bebés como Amira, una recién nacida en el campo de Yarmouk que con apenas dos meses de vida solo pesa un kilo víctima del hambre y la malnutrición.

Su imagen nos llega gracias a la denuncia realizada por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos. Según el portavoz de la UNRWA, Chris Gunness, esta imagen "debería avergonzar al mundo". "A los dos meses de edad, Amira pesa un kilogramo. Nació poco antes de que los grupos armados (de la oposición) entraran en Yarmouk y la lucha envolviera el campamento. Su padre está enfermo y se esfuerza en proporcionar a Amira y sus tres hermanos lo que necesitan. La madre de Amira describe a su pequeña hija como un bebé fruto del asedio", escribe en una nota oficial, recogida por El Huffington Post.

Desde este organismo internacional se exige que la ayuda humanitaria llegue hasta a la población civil para garantizar su supervivencia, al margen de las luchas que sufre el país. Según Gunness, "No debemos fallar".