Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barzani convoca elecciones presidenciales y parlamentarias en el Kurdistán iraquí después del referéndum

El presidente de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, ha convocado este jueves elecciones parlamentarias y presidenciales que tendrán lugar el 1 de noviembre, poco después del referéndum de independencia cuya celebración está prevista el 25 de septiembre.
Según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw, el decreto de la convocatoria electoral está firmado el 12 de julio, de acuerdo con la ley presidencial aprobada por la legislación del Kurdistán en 2005. La cadena de televisión, que ha tenido acceso a una copia del decreto, asegura que, según el documento, "todas las partes interesadas están comprometidas a hacer el trabajo necesario y apoyarán y coordinarán con la Comisión Electoral Superior y el Referéndum del Kurdistán la aplicación de este decreto", continúa el texto.
La región del Kurdistán celebró por última vez elecciones presidenciales en 2009. Por otra parte, los últimos comicios parlamentarios se celebraron en 2013, tras los cuales Barzani formó un Gobierno liderado por el Partido Democrático Kurdo (PDK) con el movimiento Gorran (Cambio). En una escalada de la crisis política, cuatro ministros de Gorran fueron apartados del gabinete en octubre de 2015 y el Parlamento no se ha reunido desde entonces.
A principios de esta semana, miembros del PDK aseguraron que volverían a convocar al Parlamento con la intención de que ayudar al referéndum de independencia a tener éxito. Partidos como Gorran y la Unión Patriótica del Kurdistán (PUK) favorecen la independencia, pero no necesariamente bajo el liderazgo del PDK y de Barzani, quien ha asegurado reiteradamente que no hay vuelta atrás en la declaración de un estado kurdo independiente y declaró, a principios de este mes, que lo perseguiría a través del diálogo con Bagdad y las potencias regionales para evitar el conflicto.
Este miércoles, el primer ministro de Irak, Haider al Abadi, volvió a expresar su rechazo al referéndum resaltando que los kurdos son socios de un Irak indivisible. Al Abadi declaró que la relación entre los kurdos y el Gobierno central ha mejorado. "Ni el Ejército ni los 'peshmerga' --las fuerzas de seguridad del Kurdistán-- son como los anteriores", declaró Al Abadi, "ahora somos un país unido", recalcó. Los 'peshmerga' han desempañado un papel vital en la campaña que las fuerzas gubernamentales iraquíes está llevando a cabo contra los milicianos de Estado Islámico en Irak.