Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barroso visita Lampedusa para abordar "medidas concretas"

Tragedia en Lampedusacuatro.com

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, visitará Lampedusa este miércoles para expresar la solidaridad del Ejecutivo comunitario con los cerca de 200 inmigrantes que fallecieron la semana pasada frente a las costas de la isla italiana y abordar "medidas y acciones concretas" con las que hacer frente a la llegada de inmigrantes a nivel europeo y nacional.

"La Comisión, dentro de sus competencias y recursos, continúa plenamente comprometida en trabajar en más medidas y acciones concretas que pueden tomarse a nivel europeo y nacional para abordar el apuro de los refugiados y las dificultades de los Estados miembros afectados, incluido a través de la acción conjunta con terceros países", ha informado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.
Barroso analizará esta cuestión con las autoridades italianas y también aprovechará su visita a la isla mediterránea para "rendir tributo a tantas víctimas que han perdido de forma trágica sus vidas intentando alcanzar las costas europeas" y "expresar su solidaridad y gratitud hacia las autoridades y el pueblo en Lampedusa".
Los ministros de Interior de la Unión Europea discutirán mañana en Luxemburgo lo ocurrido frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa, en donde este jueves murieron más de un centenar de inmigrantes al naufragar el barco con el que viajaban a suelo europeo.
El debate se ha programado a petición de Italia, que ha criticado la inacción de la UE y reclama la solidaridad de sus socios para soportar la presión migratoria.
La Comisión Europea ha rechazado las críticas llegadas desde Italia y ha querido dejar claro tras las primeras horas de la tragedia que son los Estados miembros los responsables de controlar las fronteras, y que Bruselas sólo puede dar apoyo si existe una petición formal de un Gobierno.