Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama aún no ha decidido eliminar a Cuba de los países que apoyan el terrorismo

Obama aún no ha decidido eliminar a Cuba de los países que apoyan el terrorismoGTRES

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha anunciado que por el momento no ha tomado una decisión sobre la eliminación de Cuba de la lista de países que apoyan al terrorismo. Obama ha ofrecido una rueda de prensa tras su encuentro histórico con el presidente cubano, Raúl Castro, en los márgenes de la Cumbre de las Américas. La posibilidad de que Estados Unidos eliminase a Cuba de esta lista era uno de los anuncios más esperados de la jornada.

El mandatario estadounidense ha asegurado que parte del mensaje que quiere transmitir en la Cumbre es que "la guerra fría se ha acabado" y ha calificado su encuentro con Castro de "sincero y fructífero". "Cuba no es una amenaza para estados Unidos", ha subrayado Obama, que ha considerado que la relación entre ambos países ha entrado en "una nueva era", en declaraciones recogidas por la agencia Reuters.
Obama también ha reconocido que pese a que ambos gobiernos continúen teniendo profundas diferencias, destacando las cuestiones de democracia y Derechos Humanos, ambos gobiernos deben trabajar para avanzar en sus "intereses mutuos". El mandatario también ha subrayado en sus declaraciones el respaldo que cuenta su cambio de política hacia Cuba entre la población estadounidense y cubana. Por ello, ha asegurado que no cree que tenga que "persuadir" a la población.
Momento histórico
Obama y Castro han centrado la atención de la VII Cumbre de las Américas, que se celebra estos días en Panamá, al mantener la primera reunión de los jefes de Estado de Estados Unidos y Cuba en más de 50 años.
El encuentro se ha escenificado con un simbólico apretón de manos. Después ambos líderes se han sentado a dialogar. Obama ha agradecido a Castro su "espíritu de apertura" y ha defendido "ir hacia una apertura transformando nuestra relación basándonos en el respeto mutuo".
Por su parte, el dirigente cubano ha abogado por la paciencia y la voluntad de avanzar en el diálogo. "En algunas cosas estaremos de acuerdo y en otras no", ha advertido, por lo que ha apuntado a que algunas cuestiones se resolverán a más largo plazo.