Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama y Xi Jinping debaten sobre Corea del Norte o los ataques informáticos

Obama y Xi debaten sobre Corea del Norte o los ataques informáticoscuatro.com

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo chino, Xi Jinping, han tratado cuestiones como el contencioso nuclear de Corea del Norte o los recientes ataques informáticos de los que Washington acusa a Pekín en el segundo día de la cumbre informal que mantienen ambos en un complejo cercano a Palm Springs, en California.

La reunión de dos días podría marcar el tono de las relaciones entre ambos países en los próximos años, ya que el objetivo es permitir que ambos dignatarios se conozcan mejor lejos del rígido protocolo habitual.
Obama y Xi iniciaron la jornada del sábado compareciendo a plena luz del día en la hacienda Sunnylands, una propiedad federal de 81 hectáreas que ha sido visitada por ocho presidentes estadounidenses. Los dos mandatarios dieron un paseo a lo largo de los cuidados jardines de la hacienda, sonriendo y conversando amigablemente en inglés y con ropa informal. En todo momento les seguían sus traductores y asesores.
"Espléndido", respondió Obama cuando un reportero le preguntó cómo se estaba desarrollando el encuentro, que el viernes duró unas ocho horas y el sábado ha tenido una duración similar.
Por el momento no ha trascendido que se hayan producido avances, pero ambos dirigentes podrán hablar con franqueza sobre las cuestiones que provocan tensión en la relación bilateral, como las acusaciones estadounidenses sobre el robo de secretos industriales y militares en ataques informáticos chinos.
Sí habrían llegado en cambio a un acuerdo para impulsar una reducción del consumo y la producción de hidrofluorocarbono, gases con efecto invernadero.
Los jefes de Estado tienen mucho que discutir mientras abordan el ascenso del gigante asiático en el escenario internacional, más de 40 años después de la histórica visita del presidente Richard Nixon a la China comunista, en 1972, que terminó con décadas de alejamiento entre Washington y Pekín.
Las relaciones entre ambos países se han visto afectadas en los últimos meses por tensiones sobre disputas comerciales, el comportamiento belicoso de Corea del Norte, abusos a los Derechos Humanos y las intenciones militares de cada nación.
Expertos sobre China dicen que si Obama y Xi logran desarrollar una relación personal --algo inédito entre presidentes estadounidenses anteriores y el predecesor de Xi, Hu Jintao-- y consiguen al menos algunos progresos en asuntos clave, el encuentro de este fin de semana podría tener un significado histórico.