Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama descarta "un gran impacto" de la crisis griega en el sistema estadounidense

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habla sobre el control de armasReuters

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha descartado que la crisis griega vaya a tener "un gran impacto" sobre el sistema financiero norteamericano, por lo que ha llamado a evitar las "reacciones exageradas".

"En lo que concierne al pueblo estadounidense, esto no es algo que creamos que va a tener un gran impacto en nuestro sistema financiero", ha dicho durante una rueda de prensa en la Casa Blanca celebrada con motivo de la visita de su homóloga brasileña, Dilma Rousseff.
Obama ha explicado que, en su opinión, los mercados están bien protegidos frente a la amenaza de la quiebra griega, indicando que, así las cosas, el único efecto sería una disminución de los intercambios comerciales con Europa.
"Si Europa no crece en la medida necesaria, eso tendrá un impacto sobre nosotros que puede tener un efecto ralentizador sobre la economía mundial", ha añadido, de acuerdo con los medios de comunicación norteamericanos.
Pese a todo, ha insistido en que lo que ocurre en Grecia "es un asunto de preocupación sustancial para Europa". "Es algo que nos tomamos seriamente pero no creo que debamos tener reacciones exageradas", ha apostillado.
"También es importante asegurarnos de que tenemos un plan para cualquier contingencia y que trabajamos con el Banco Central Europeo y con otras instituciones internacionales para asegurarnos de que algunas de las sacudidas que podrían producirse en los mercados financieros se suavizan", ha añadido.
MENSAJE A EUROPA
Por su parte, el secretario del Tesoro, Jack Lew, ha urgido este martes a los líderes europeos a hacer todo lo posible para evitar que la crisis griega aporte mayor inestabilidad a los mercados financieros mundiales.
Lew ha hablado por teléfono en llamadas separadas con el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem; con el ministro de Economía de Italia, Pier Carlo Padoan; y con su homólogo francés, Michel Sapin, de acuerdo con un comunicado.
El estadounidense ha subrayado "la importancia de seguir dando los pasos necesarios para mantener la estabilidad financiera", al tiempo que ha instado a "todas las partes" implicadas en la deuda griega a adoptar "compromisos pragmáticos".