Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama anuncia que dejará 9.800 militares en Afganistán tras la retirada internacional

Obama defiende un mensaje "unificado" de EEUU y la UE para "disuadir a Putin"Informativos Telecinco

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha anunciado este martes que su Gobierno pretende dejar 9.800 efectivos en Afganistán, una vez que las tropas internacionales abandonen el país centroasiático, algo previsto para finales de este año.

En una rueda de prensa ofrecida desde la Casa Blanca, Obama ha detallado que "al principio de 2015, Estados Unidos tendrá aproximadamente 9.800 efectivos en diferentes partes del país, junto a sus aliados de la OTAN y otros socios".
"Hacia el final de 2015, habremos reducido esta presencia a la mitad y habremos consolidado nuestras tropas en Kabul y en la base área de Bragram.
Un año después, hacia el final de 2016, nuestros militares se habrán reducido al nivel de la presencia normal en una Embajada en Kabul, tal y como hemos hecho en Irak", ha detallado.
Obama ha recordado, no obstante, que la presencia militar de Estados Unidos depende de que el Gobierno afgano firme el Acuerdo de Seguridad Bilateral que se ha estado negociando". "Este Acuerdo es esencial para dar a nuestras tropas la autoridad que necesitan para cumplir su misión respetando la soberanía afgana", ha subrayado.
A este respecto, ha recordado que "los dos candidatos a las elecciones presidenciales en Afganistán han dicho que firmarán este acuerdo nada más asumir el cargo". "Así que confío en que esto sea posible", ha dicho, en un discurso pronunciado desde los jardines de la Casa Blanca.
Obama ha explicado que la misión de estos 9.800 efectivos que se irán reduciendo progresivamente en estos dos años será "frustrar las amenazas de Al Qaeda, apoyar a las fuerza de seguridad afganas y dar al pueblo afgano la oportunidad de se tener éxito por sí mismo".
En concreto, ha apuntado que Estados Unidos "está dispuesto a cooperar con Afganistán en dos misiones específicas a partir de 2014: entrenar a las fuerzas de seguridad afganas y apoyar las operaciones antiterroristas contra Al Qaeda".