Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bangladesh dice que un sospechoso del atentado de julio se suicidó para no ser detenido

La Policía de Bangladesh ha asegurado este domingo que el sospechoso presuntamente relacionado con el atentado del 1 de julio en la capital, Dacca, se suicidó el viernes antes de ser detenido durante una operación de seguridad.
La Policía ha señalado que el informe forense apunta a un corte con arma blanca en el cuello de Shamshed Hossain, un día después de que se anunciara su muerte en un tiroteo durante la citada operación.
Según las informaciones recogidas por el diario local 'The Daily Star', el tiroteo se saldó con cinco agentes y tres cómplices de Hossain heridos, todos ellos mujeres y una de las cuales se encuentra en estado crítico.
El fallecido era uno de los presuntos responsables de la planificación del ataque a la cafetería en julio --que se saldó con 22 muertos, la mayoría extranjeros-- y había alquilado un piso franco para los milicianos que perpetraron el atentado.
El atentado fue reivindicado por Estado Islámico, pero son relativamente frecuentes los ataques contra intelectuales ateos y miembros de minorías religiosas y sexuales y contra extranjeros. El Gobierno responsabiliza a grupos del propio país, pero se sospecha de implicaciones internacionales.
Desde el atentado de julio más de dos docenas de sospechosos han muerto en operaciones policiales, incluido el 'cerebro' de la operación, el ciudadano canadiense de origen bangladeshí Tamim Ahmed Chowdhury.