Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban condena la muerte de un 'casco azul' de la MONUSCO en un ataque en RDC

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha condenado este lunes la muerte de un 'casco azul' de la Misión de Estabilización de la ONU en República Democrática del Congo (RDC) en un ataque presuntamente perpetrado por milicianos Mai-Mai.
El ataque, ejecutado en la localidad de Butembo, en el este del país, se ha saldado además con dos 'cascos azules' de nacionalidad sudafricana heridos. La víctima mortal era también sudafricana.
Ban ha ofrecido sus "condolencias sinceras" a la familia del fallecido y al Gobierno de Sudáfrica, reclamando a las autoridades de RDC que investigan el ataque y que llevan a los responsables ante la justicia.
Fuentes de seguridad citadas por la emisora han señalado que al menos cinco milicianos y un policía han muerto en los enfrentamientos.
Un grupo de asaltantes presuntamente miembro de las milicias Mai-Mai lanzaron un ataque hacia las 6.00 horas (hora local) contra el ayuntamiento, la oficina de la MONUSCO, el Estado Mayor de la Policía y la prisión central de la ciudad.
Ante el ataque, tanto los soldados congoleños como la MONUSCO han respondido y los enfrentamientos se han prolongado durante varias horas, pero el comandante de las operaciones en la zona, general Fall Sikabwe, ha indicado que la situación ya está "bajo control".
Por su parte, el Ejército sudafricano ha informado en un comunicado que uno de sus soldados destinado en RDC ha muerto y otros dos han resultado heridos, uno de ellos de carácter grave, en el ataque contra sus posiciones.
El ataque se ha producido en medio de la tensión reinante en el país debido a que este lunes expiraba el mandato del presidente, Joseph Kabila, que seguirá al frente del país hasta abril de 2018, cuando están previstas las elecciones.