Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban Ki Moon condena los últimos bombardeos de la coalición contra la ciudad yemení de Hodeida

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha condenado este jueves los bombardeos llevados a cabo el miércoles por la coalición que encabeza Arabia Saudí en la ciudad yemení de Hodeida, que se saldaron con al menos 26 muertos y decenas de heridos.
En su comunicado, Ban ha expresado sus "sinceras condolencias" a las familias de las víctimas y ha recordado a las partes en conflicto que deben respetar las normas de distinción, proporcionalidad y precaución.
En este sentido, ha reiterado la necesidad de que las partes en conflicto "tomen medidas urgentes para proteger a la población y la infraestructura civil".
Por último, ha pedido a las partes que vuelvan a comprometerse con los términos y condiciones del cese de hostilidades pactado el 10 de abril, insistiendo en que la única salida al conflicto es "un acuerdo político de paz que satisfaga las demandas legítimas de todas las partes".
En el ataque del miércoles, los cazas de la alianza saudí lanzaron varios misiles contra un barrio residencial en la ciudad de Hodeida, donde se encontraban varios líderes del movimiento rebelde huthi.
Las conversaciones de paz para poner fin a la guerra en Yemen, que ha matado a más de 10.000 personas, concluyeron sin acuerdo en agosto, lo que llevó a los huthis y a las fuerzas leales al expresidente Alí Abdulá Salé a retomar los ataques contra la vecina Arabia Saudí.
Decenas de grupos de Derechos Humanos han condenado la terrible situación que viven los civiles en Yemen, donde son acosados tanto por los rebeldes huthis como por la coalición miliar que lidera Riad.
Cientos de personas han muerto en ataques contra escuelas, hospitales, mercados y viviendas. Cerca de la mitad de las 22 provincias del país está al borde de la hambruna, según las estimaciones del Programa Mundial de Alimentos.
La semana pasada, Yemen Data Project, un grupo formado por académicos y activistas de Derechos Humanos, afirmó que más de un tercio de los ataques de la coalición han sido contra instalaciones civiles, como mezquitas, escuelas, hospitales y mercados.