Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban Ki Moon asegura que está dispuesto "a darlo todo" por Corea del Sur

El ex secretario general de Naciones Unidas Ban Ki Moon ha asegurado este jueves que está dispuesto "a darlo todo" por Corea del Sur, unas declaraciones que para los analistas suponen una confirmación de sus intenciones de presentarse como candidato presidencial en las próximas elecciones surcoreanas, según ha informado la agencia de noticias Yonhap.
A su llegada al aeropuerto internacional de Incheon, en el oeste de Seúl, Ban ha dado una breve rueda de prensa en la que ha hecho un llamamiento por la unidad del país para luchar contra los "desafíos económicos, sociales y políticos" que afectan a Corea del Sur.
A pesar de que no ha confirmado de forma directa sus intenciones de presentarse como candidato a las elecciones presidenciales, ha señalado que estará junto a los surcoreanos "para luchar por un cambio en la política, no sólo un cambio de Gobierno". "Ya he dicho en muchas ocasiones que estoy dispuesto a darlo todo por mi país, y mi determinación continúa", ha garantizado.
Ban, que finalizó su segundo mandato como secretario general de Naciones Unidas a finales de 2016, lleva meses en el punto de mira, ya que muchos sectores consideran que sería un excelente candidato a la presidencia, especialmente tras el escándalo que ha salpicado a la actual presidenta surcoreana, Park Geun Gye. Las últimas encuestas de opinión le sitúan en segunda posición, a pocos puntos por detrás del actual favorito, el antiguo líder del Partido Democrático, Moon Jae In.
"Prometí hace mucho tiempo que al volver a casa comenzaría a aprovechar la oportunidad que se me presenta de escuchar las opiniones de los ciudadanos", ha explicado el ex secretario general. "Entonces, tomaré de la forma más humilde posible una decisión, sin tener en cuenta en ningún momento los beneficios personales que me pueda presentar. Prometo que no me tomará mucho tiempo", ha añadido Ban.
El antiguo líder de la ONU ha aprovechado la rueda de prensa para negar las supuestas acusaciones de corrupción que han sido publicadas en las últimas semanas en la prensa surcoreana. "Muchas historias han estado circulando en los periódicos y en la televisión, pero ninguna tiene nada que ver con la verdad. Quiero dejar claro que no tengo absolutamente nada de lo que avergonzarme", ha concluido. Hace varios días una revista local publicó que Ban había recibido alrededor de 200.000 euros de parte de un empresario, Park Yeon Cha, mientras era ministro de Exteriores en el año 2000.
Park, de 64 años, está acusada de ponerse de acuerdo con su confidente y amiga, procesada por la Justicia surcoreana, para presionar a varias empresas --entre ellas Samsung-- con el fin de que ofrecieran donaciones a dos fundaciones creadas para respaldar sus iniciativas políticas.
Park fue destituida por la Asamblea Nacional por su presunta implicación en una serie de infracciones cometidas por su Choi, quien ha sido acusada de abusar de sus lazos con la presidenta para ganar varios favores empresariales y personales a pesar de no ostentar ningún puesto gubernamental.
Para muchos sectores, según ha informado Yonhap, Ban es una de las principales esperanzas para el partido de Park, el Partido Saenuri, que tras la destitución de la presidenta tiene muy pocas posibilidades de volver a vencer en las elecciones.