Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban nombra a David Shearer como nuevo representante especial de la ONU en Sudán del Sur

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha anunciado este martes el nombramiento del neozelandés David Shearer como nuevo representante especial de la ONU para Sudán del Sur.
Shearer sustituye a la danesa Ellen Margrethe Loj, cuyo mandato terminó en noviembre y cuya labor ha sido aplaudida por el propio Ban en su comunicado.
Así, ha destacado "la dedicación y excelente liderazgo" de Loj al frente de la Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS) durante los últimos dos años, resaltando que ejerció el cargo "bajo unas circustancias políticas, de seguridad y humanitarias extremadamente duras".
Loj, que encabezó la misión de la ONU en Liberia entre 2008 y 2012, fue puesta al frente de la UNMISS en julio de 2014 y asumió sus funciones en septiembre de ese año.
Por otra parte, Ban ha manifestado que Shearer, quien ocupa un escaño en el Parlamento de Nueva Zelanda --del que dimitirá el 31 de diciembre--, "aportará una gran experiencia política y humanitaria".
Shearer ha sido previamente coordinador residente y coordinador humanitario de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas para Irak (UNAMI), entre 2007 y 2009, año en el que fue electo para el Parlamento neozelandés.
EL REPUNTE DEL CONFLICTO
La violencia ha ido en aumento en el que es el país más joven de África desde julio de 2016, cuando se retomaron los combates entre las fuerzas leales al presidente, Salva Kiir, y los combatientes leales al exvicepresidente y líder rebelde, Riek Machar.
Machar huyó de Sudán del Sur y se trasladó a Sudán --y después a Sudáfrica--, desde donde emplazó a sus fuerzas a reorganizarse para mantener una "resistencia armada" frente al Gobierno de Kiir.
La rivalidad entre Kiir, de etnia dinka, y Machar, que es nuer, se tradujo en un primer conflicto en diciembre de 2013, cuando el presidente del país decidió cesar a Machar como su número dos.
El conflicto entre los dos bandos terminó con un acuerdo de paz firmado en agosto de 2015 y que implicaba el regreso de Machar a para que volviera a ser nombrado vicepresidente del país, nombramiento que llegó en abril de 2016.
Sin embargo, las continuas violaciones del pacto y los graves combates de julio llevaron al cese de Machar, que fue relevado en el cargo por el general Taban Deng Gai.
La propia Loj alertó en noviembre de que el país corre el riesgo de volver a verse inmerso en una guerra civil a gran escala.