Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bahréin aboga por defender los pilares del Estado-nación en Oriente Próximo

El ministro de Exteriores de Bahréin, Jalid bin Ahmed bin Mohamed al Jalifa, ha abogado este lunes por defender los pilares del Estado-nación en la región para hacer frente a la crisis en Oriente Próximo, especialmente a la derivada del terrorismo.
"El desarrollo va de la mano con la seguridad y la estabilidad de los ciudadanos y la sociedad en su conjunto", ha dicho, argumentando que "no se puede lograr sin tener estados estables y seguros".
"Esta es la fórmula adecuada que debe ser preservada y garantizada en todos los estados del mundo en general, y en Oriente Próximo en particular, especialmente ante los grandes desafíos en la región, considerados como graves amenazas para la paz internacional", ha agregado.
En este sentido, Al Jalifa ha pedido a la comunidad internacional que evite "dobles raseros y agendas ocultas" y que se trabaje para "erradicar las causas del terrorismo y cortar sus fuentes de financiación".
Así, ha aprovechado su intervención ante la Asamblea General de Naciones Unidas para criticar la ley aprobada por el Congreso de Estados Unidos que permitiría a las familias de las víctimas del ataque del 11 de septiembre de 2001 denunciar al Gobierno de Arabia Saudí por los daños.
"Constituye un precedente peligroso en las relaciones entre las naciones y una amenaza para la estabilidad del sistema internacional", ha explicado.
Al Jalifa ha reiterado además las críticas del país a Irán y, tras decir que los países de la región han intentado mantener buenas relaciones con Teherán, las autoridades del país persa "no han sido respondidas con seriedad".
"Seguimos escuchando un discurso sectario e irresponsable por parte de Irán, y vemos los daños causados a nuestras relaciones bilaterales y colectivas a causa del mismo", ha lamentado.
LOS CONFLICTOS EN LA REGIÓN
Por otra parte, Al Jalifa ha descrito la guerra en Siria como "la mayor tragedia humana del mundo contemporáneo", recordando que "más de la mitad de la población del país vive como refugiada o como desplazada interna".
"La situación se deteriora cada día, creando un vacío explotado por organizaciones terroristas para consolidar su posición y amenazar a la región en su totalidad", ha advertido.
Por ello, ha manifestado que "es un imperativo ético y humano hacer frente a estas amenazas", pidiendo a la comunidad que "actúe al unísono para hacer frente a este problema desde todos sus ángulos".
En esta misma línea, ha expresado su apoyo a los esfuerzos de Irak para "recuperar su autoridad sobre todo el territorio" y "reconstruir el Estado y sus instituciones", en el marco de su lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.
Al Jalifa se ha pronunciado además a favor de la creación de un estado palestino "que viva en paz y seguridad junto al Estado de Israel", recalcando que "Israel debe ser serio sobre la consecución de una paz justa y duradera en la región".
"Se debe poner fin a las prácticas que impiden esta largamente esperada paz, especialmente las violaciones contra la santidad de la mezquita de Al Aqsa (...)", ha valorado el ministro de Exteriores bahreiní.
"Los asentamientos ilegales deben ser desmantelados y se debe reconocer el derecho del pueblo palestino a un Estado independiente con las fronteras del 4 de junio de 1967, con Jerusalén Este como su capital", ha agregado.
Asimismo, ha reiterado su respaldo al presidente de Yemen reconocido internacionalmente, Abdo Rabbu Mansur Hadi, y ha hecho un llamamiento a la "solidaridad" internacional para hacer frente a la situación en Libia.
Por último, ha hecho hincapié en la necesidad de lograr "un acuerdo político" en Sáhara Occidental, resaltando que el mismo "debe garantizar la integridad territorial de Marruecos y mejorar la seguridad y la estabilidad en la región".