Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Autoridad Palestina acusa a Israel de "destruir cualquier posibilidad de retomar el proceso de paz"

La Presidencia de la Autoridad Palestina ha acusado este miércoles al Gobierno de Israel de "destruir cualquier posibilidad de retomar el proceso de paz", después de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, prometiera continuar las actividades en los asentamientos.
El portavoz de la Presidencia, Nabul Abu Rudeina, ha indicado que estas palabras de Netanyahu "demuestran una vez más a la comunidad internacional que Israel pone obstáculos y destruye cualquier posibilidad de retomar el proceso de paz".
"Suponen un desafío al Gobierno estadounidense y a sus esfuerzos para crear una atmósfera correcta para un proceso político serio", ha dicho, según ha informado la agencia oficial palestina de noticias, WAFA.
Asimismo, ha asegurado que "suponen también un claro desafío a la totalidad de la comunidad internacional, que ha reconocido el Estado de Palestina en las fronteras de 1967 con Jerusalén Este como su capital".
"Si Netanyahu no considera la guerra de 1967 como una ocupación, ¿cuál es el objetivo de iniciar un proceso político? ¿Por qué abrir negociaciones, y cuáles deben ser sus bases?", se ha preguntado.
Abu Rudeina se mostró crítico el martes con Netanyahu por sus declaraciones sobre la intención de Israel de mantener el control sobre Cisjordania, afirmando que las mismas demuestran que Israel "no está preparado para lograr la paz".
Netanyahu hizo sus declaraciones en el marco del 50º aniversario de la Guerra de los Seis Días, durante la cual Israel ocupó Cisjordania, Jerusalén Este y los Altos del Golán, que mantiene bajo su control.
En las mismas, afirmó que "cualquier acuerdo (de paz), y sin acuerdo, Israel debe mantener el control de seguridad sobre todo el territorio ubicado al oeste del río Jordán".
En este sentido, el primer ministro israelí dijo el martes que los Altos del Golán "siempre permanecerán bajo soberanía israelí", tal y como ha recogido el diario local 'Yedioth Ahronoth'. "Nunca abandonaremos los Altos del Golán. Son nuestros", remachó.