Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Austria acusa a la UE de "actuar como un traficante de personas"

Sebastian KurzGtres

El ministro de Asuntos Exteriores de Austria, Sebastian Kurz, ha acusado a la Unión Europea de estar "actuando como un traficante de personas" al enviar a los refugiados directamente al centro del continente europeo, algo que ha definido como "inaceptable".

De cara a la cumbre de emergencia que se celebra este lunes en Bruselas y en la que se abordará la cuestión migratoria con Turquía, Kurz ha asegurado, en declaraciones en exclusiva al diario británico 'The Guardian', que en Grecia "los refugiados están siendo arrastrados hacia el corazón de Europa".
"Esto es simplemente inaceptable a largo plazo. La Unión Europea no puede actuar como un traficante de personas", ha denunciado, antes de insistir en que restablecer los acuerdos de Dublín y Schengen tiene que ser una prioridad en la reunión entre los líderes turco y europeos.
Austria ha emergido como el líder de una alianza rebelde de países del centro del continente y de los Balcanes que han frustrado la estrategia de la canciller alemana, Angela Merkel, para alcanzar una solución europea a la crisis de refugiados, un importante cambio desde el pasado verano, cuando el canciller austriaco, Werner Faymann, apoyó férreamente la postura germana de puertas abiertas.
En 2015, Austria recibió 85.500 solicitudes de asilo, el tercer número más alto de solicitudes en Europa, sólo por detrás de Suecia y Hungría. Pero las tensiones diplomáticas han crecido desde que Austria convocó en Viena una reunión a la que ni Alemania ni Grecia fueron invitados.
Por su parte, la decisión de Macedonia de reforzar su frontera con Grecia permitiendo el paso únicamente a sirios e iraquíes ha dejado bloqueados a miles de refugiados en la frontera. "Lo que está ocurriendo en la frontera con Macedonia es absurdo", ha afirmado Kurz, de tan sólo 29 años y miembro del conservador Partido Popular austriaco.
"Tienes a gente protestando, y en algunos casos llegando a la violencia, porque quieren irse de un estado de la UE a otro que no es miembro. Esto muestra los graves errores que algunos políticos europeos han cometido durante los últimos doce meses. Abrir las fronteras en 2015 ha provocado un flujo que Europa ya no puede asumir", ha añadido.
En su entrevista, Kurz ha asegurado que la mayoría de los inmigrantes que se encuentran en la frontera greco-macedonia están ahí no porque se encuentren en una situación desesperada, sino porque buscan una vida mejor. "Esa gente no viene a Europa porque quieren vivir en Lesbos. Vienen porque quieren disfrutar de los niveles y beneficios que se les garantizan en países como Austria, Alemania o Suecia", ha explicado.
"No me malinterpreten, no los culpo: puedo entenderlos, porque muchos políticos les han dado falsas esperanzas", ha añadido. En este sentido, Kurz ha lamentado que la "distinción entre protección y derecho a una vida mejor" se ha difuminado y ha asegurado que es "de suma importancia restablecer cierta claridad al respecto".
CAMBIO EN LA POSTURA
Después de que Merkel criticara la postura de Austria y de los países de la ruta balcánica de "limitar" la entrada de refugiados, Kurz ha asegurado que cree que la presión que ha ejercido Viena ha favorecido que Europa esté más cerca de una solución a esta crisis.
"Escucho en las noticias que ahora la canciller dice que tiene que dejar de entrar gente a través de las fronteras. El señor (Donald) Tusk --presidente del Consejo Europeo-- dice lo mismo", ha insistido.
En este sentido, Kurz ha afirmado que tiene un "profundo respeto" por Merkel y que sus posturas no están tan alejadas como parece. "No criticamos a los alemanes, pero esperamos mucho más entendimiento".