Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Australia no confirma que el secuestrador de Melbourne esté vinculado al Estado Islámico

Las autoridades de Australia han afirmado este martes que por el momento no hay pruebas sobre la relación entre el secuestrador abatido el lunes por la Policía en la localidad de Melbourne y el grupo yihadista Estado Islámico, que ha reclamado la autoría de lo sucedido.
El comisario de la Policía del estado de Victoria, Graham Ashton, ha dicho que lo ocurrido está siendo tratado como un "incidente terrorista", si bien ha matizado que el comunicado de los yihadistas "es el tipo de cosas que dicen a menudo".
El atacante, identificado como ha muerto Yacqub Khayre, ha muerto por los disparos de la Policía y tres agentes han resultado heridos. La rehén que había tomado ha escapado ilesa.
"Khayre tiene una larga historia criminal con nosotros, pero uniendo comentarios que hizo relacionados con Estado Islámico y Al Qaeda han hecho que pongamos esto en la categoría de terrorismo", ha agregado.
"Aún no sabemos si es algo que realmente planeó o si fue una decisión que tomó repentinamente", ha resaltado Ashton, según ha recogido la cadena de televisión australiana.
Por su parte, el primer ministro del país, Malcolm Turnbull, ha dicho que tiene "serias dudas" sobre por qué Khayre fue liberado bajo fianza, argumentando que "tenía conexiones, al menos en el pasado, con el extremismo violento".
Australia, firme aliada de Estados Unidos y su campaña contra Estado Islámico en Siria e Irak, está en alerta desde los ataques perpetrados por milicianos nacidos en el país que regresan de combatir en Oriente Próximo.