Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atentados, incendios... el "annus horribilis" del Reino Unido

Atentados, incendios... el "annus horribilis" del Reino UnidoReuters

Nuevo mazazo para el Reino Unido que sufre en sus principales núcleos urbanos como Londres o Mánchester una de las peores rachas de su historia moderna. El país ha tenido que enfrentarse a tres atentados yihadistas en los últimos meses a lo que ahora se le suma el devastador incendio que ha afectado a un edificio de apartamentos del barrio de North Kensington.

Cierto sentimiento de zozobra acompaña últimamente a los ciudadanos bitánicos embarcados en una recuperación de su identidad nacional a través del Brexit y que ahora se ven acosados por la presión y los manotazos mortales del terrorismo yihadista y tragedias como el incendio de este miércoles en Londres.
Incendio en una torre de viviendas
La capital británica amanecía este miércoles entre ruidos de sirenas de coches de bomberos y ambaluncias que acudían en auxilio de los ocupantes de un edificio de apartamentos al norte del barrio de Kensington, al oeste de la ciudad.
El fuego se originaba poco antes de las dos de la madrugada y en pocas horas ha destruido en su totalidad el edificio de 24 plantas
Los primeros datos hablan de varios fallecidos y medio centenar de heridos.
Objetivo yihadista
Sobre la población británica cunde la sensación de que el Reino Unido está en diana del terrorismo yihadista. En los tres últimos meses, el país se visto golpeado en otras tantas ocasiones por atentados reivindicados por el Estado Islámico y su brazo armado, Dáesh.
El primero de estos ataques ocurría el 22 de marzo 2017 cuando un hombre asesinó a cinco personas e hirió a otras 31 frente al Parlamento británico, en Londres, donde arrolló a decenas de personas con un todoterreno.
El zarpazo yihadista se trasladó dos meses más tarde, el 22 mayo 2017, hasta la ciudad de Mánchester, al norte del país. Allí,  durante un concierto de Ariana Grande dirigido a un público infantil y juvenil, un terrorista suicida masacró a 22 personas e hirió a 59 al término de la actuación de la artista norteamericana.
El siete de junio será recordado no solo en el Reino Unido sino también en España. Ese día, un grupo de tres terroristas actuando en nombre del estado Islámico asesinaron a ocho personas, entre ellas el joven español, Ignacio Echeverría
Ese día, la triada criminal condujo un vehículo por la acera del puente de Londres, atropellando a los viandantes. A continuación y ya a pie siguieron atacando con armas blancas a todos los que encontraban en su camino. En esta doble acción, los tres terroristas fueron abatidos por la policía.